Conectarse

Recuperar mi contraseña


Adicional para Alumnos
Facebook
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 47 el Sáb Jun 07, 2014 12:11 pm.
Últimos temas
» (Juego) ¿En qué estas pensando?
Sáb Jul 22, 2017 10:02 am por Kozume Kenma

» WOD Blood (Elite)
Lun Dic 23, 2013 11:55 am por Invitado

» [Yaoi][APH]S.O.S.[GerIta]
Jue Sep 26, 2013 4:09 pm por Yuuto Kidou

» Actualización de botón por mudanza
Jue Ago 29, 2013 12:46 am por Invitado

» Music is War | Afiliación Normal
Sáb Jul 27, 2013 12:30 am por Invitado

» Mikado Nagi
Dom Jul 07, 2013 2:23 pm por Hiroto Kiyama

» Sumeragi Kira
Dom Jul 07, 2013 1:57 pm por Hiroto Kiyama

» [Juego] ¿Que estas escuchando? ♪
Miér Jun 12, 2013 11:31 am por Amemiya Taiyou

» Sword Art online (SAO) Roleplay [ Notmal]
Sáb Jun 08, 2013 10:15 pm por Invitado

» Ficha: Gemelos Sawada
Sáb Jun 01, 2013 2:42 pm por Tsuna / Natsu

» United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]
Jue Abr 18, 2013 1:30 pm por Yata Misaki

» Fun, luck and other things [Yaoi] [IvanxGian] [Lucky Dog]
Mar Abr 16, 2013 4:23 pm por Natsume Takashi

» Kuroo Tetsuro
Lun Abr 01, 2013 6:05 am por Hiroto Kiyama

» Kozume Kenma [Ficha]
Dom Mar 31, 2013 9:02 pm por Haruto Kiyama

» Ficha de Beta~
Miér Mar 13, 2013 4:26 am por Hiroto Kiyama

Afiliación Élite
Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite

United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]

Mensaje por Yata Misaki el Mar Nov 20, 2012 5:20 pm

Anime/Manga/Game: Zetsuen no Tempest.
Nombre y Apellido: Takigawa Yoshino.
Edad: 16 años.
Apariencia: >>Click<<

‘’Lo que sucede es obra del destino y nadie puede cambiarlo, ya que esta escrito así ¿O es posible hacerlo?’’

Yoshino respiraba agitado; sus ojos estaban abiertos a más no poder, su respiración era acelerada; sus mejillas estaban rojas, avergonzado y su cabello castaño estaba todo desordenado. Sus ojos verdes miraban las sábanas azules entre las que estaba enredado ¿Qué había sido ese extraño sueño donde besaba a Mahiro? Era una completa locura; el amaba a Aika, o eso es lo que pensaba; y aunque la chica estuviera muerta aun la amaba ¿No? Nunca amaría a nadie más que no fuera esa chica. Negó con la cabeza para despejar todos sus pensamientos y llevó su mano a la mesita cogiendo el celular y viendo la hora que era ¡¿Las 7:30?! Salió de la cama a correr y se fue al baño a darse una ducha rápida, intentando olvidar el sueño que había tenido, en el cual se encontraban Mahiro y el besándose; al recordar eso no pudo hacer otra cosa que sonrojarse y negar. Él nunca besaría a Mahiro, era… era algo impensable. En cuanto salió de la ducha se puso el uniforme escolar, se peino y salió corriendo hacía la escuela sin desayunar.

Ya todo había acabado, la batalla de los magos contra el mago de Zetsuen, nadie había muerto (menos Aika); Mahiro y él, habían vuelto a sus casas, Yoshino se había distanciado un poco del rubio de ojos rojos, lo había echo sin pensar. Casi siempre que Fuwa le decía que debían salir, el decía que tenía salir con su novia y acababa quedándose en su casa. A veces hablaba con Hakaze por el celular y le contaba cosas, ella solo le insistía que debía pensar en eso y así lo hacía pero no llegaba a nada ¿Qué le estaba pasando? Chasqueó la lengua borrando esos pensamientos mientras entraba en el recinto escolar y corría hacía su clase; toco con los nudillos a la puerta y abrió la puerta mientras sonreía con nerviosismo.

-Señor Takigawa, es la tercera vez que llega tarde a mi clase, esta vez valla al despacho del directo.-Dijo el maestro, un hombre mayor ya, con cabello cano y mirada severa, que le daba literatura.-Y si ve al señor Fuwa dígale, que como no se pase por mis clases, quedará suspendido.-Acabo diciendo volviendo a dar su clase ¿Por qué todo le pasaba a él? Dio un suspiro cerrando la puerta y miró el corredor solitario. Empezó a caminar, a saber donde estaba Mahiro; el anduvo un rato por los pasillos hasta que decidió subir a la azotea; en cuanto abrió la puerta pudo sentir el aire frío del invierno cortarle el rostro, haciendo que tuviera que cerrar sus ojos. Se abrazó a si mismo y camino hasta la baranda, donde otro chico estaba apoyado.-¿Mahiro?-llamó. Era él; su peinado se lo decía ¿Qué hacía en ese lugar? Siguió caminando hasta la barandilla y se apoyó en ella, observando la ciudad que se veía desde ese lugar.-El maestro dice que si no vas a clases estas suspendido.-El no es que últimamente hubiera llegado temprano, eran esos estúpidos sueños que tenía que le hacían dormir más. Él amaba a Fuwa Aika.

avatar
Yata Misaki
Red Card
Red Card

Masculino Suke
Rol : 16


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]

Mensaje por Amemiya Taiyou el Dom Nov 25, 2012 11:04 pm

  • Anime: Zetsuen no Tempest
  • Nombre: Fuwa Mahiro
  • Edad: 16 años
  • Apariencia:
    Spoiler:
“¿El amor conlleva a la fortuna, o es todo lo contrario?”
Temprano, en la mañana, antes de que la alarma sonara, Mahiro ya estaba despierto, mirando el techo de su habitación, de aquella desolada y enorme casa que era solo para él. Últimamente había sido así. Ese lugar no hacía más que traerle recuerdos que prefería quedaran enterrados… aislados. Mahiro siempre había sido un chico impulsivo, de aquellos que parecía que no les importaba nada, aún si el destino del mundo estuviera en juego. A a él le interesaban ciertas cosas específicas, más aún no era consiente de ello; no tenía necesidad de pensarlo, él actuaba, y con eso lo demostraba sin siquiera esforzarse para lograrlo. Era un joven que hacía más caso a lo que sentía, que a lo que rondaba en su razón. ¿No era entonces… normal que alguien como él detestara ese lugar?

La luz comenzó a entrar poco a poco a su habitación, por entre las cortinas oscuras y largas que adornaban sus enormes ventanas. La alarma del despertador se escuchó y sonó por varios minutos, sin que Mahiro se dignara a levantar una mano para apagarla. Entrecerró los ojos y salió de cama, no le quedaba otra opción. Con pasos tranquilos y lentos se dirigió a la ducha, y dejó el sonido de la alarma seguir, aún después de terminar y haber salido de la habitación. Así, como en todos los malditos y monótonos días se dirigió al instituto en la misma limosina, con el mismo chofer que anteriormente servía a su padre.

Era una mañana gris, el cielo estaba apagado, había nubes que lo envolvían y gruñidos salían dentro de ellas, con pequeños resplandores de truenos. Llovería, hoy llovería. La luz que entró en la mañana a su habitación debió ser la única de ese día. Los edificios se alzaban hasta lo alto, queriendo alcanzar el cielo, volviendo la ciudad aún más gris. Tras la ventana del automóvil, Mahiro veía las personas que comenzaban su día a día, se sentía tan ajeno a eso, él, en realidad, ya no pertenecía ahí, su lugar ya no era ese.

-Hemos llegado.- Escuchó la voz que le sacó de sus pensamientos. Mahiro no respondió y salió del automóvil, caminando para cruzar las rejas del instituto. Desde el principio no tuvo intenciones de llegar a su aula de clase y sentarse como niño bueno sobre el pupitre, no valía la pena, en realidad ya nada valía la pena. El lugar al que recurrió fue la azotea, con aquella puerta vieja y desgastada. Estando ahí se acercó al barandal de seguridad y se quedó observando aquel mismo cielo oscuro que estuvo viendo desde la limosina, sintiendo el frío viento sobre el rostro, pensando en lo irremediable; el mundo había vuelto a su lógica, más ahora el ilógico era él.

Escuchó a alguien detrás, entrando al mismo lugar, sin embargo, Mahiro no mostró señal de interés, hasta escuchar la voz supo que se trataba de Yoshino, aquel que últimamente estaba muy ocupado. -No importa.- Fue su escueta respuesta y metió las manos dentro de los bolsillos de su pantalón. Mostró en el tono de voz, que efectivamente, no le importaba en lo absoluto, era una estúpida clase, después de todo. Los ojos rojos observaron el cielo oscuro por las nubes amontonadas, y observó a una parvada de pájaros dirigiéndose al sur. El silencio los consumió mientras tanto, esas conversaciones sin ningún sentido pero fluidas no tenían lugar ahora. A decir verdad, Yoshino era lo único que se conservaba igual de su pasado, era lo único que seguía ahí, intacto, más el rubio no era consiente de que algo había cambiado.

-Venderé la mansión.- Dijo de pronto. Había estado pensando que no necesitaba recuerdos materiales, solo le ahogaban. Y también, acompañada de esa decisión estaba otra. Mahiro volteó, y miró a Yoshino detrás, sus ojos rojos como la sangre se clavaron fijamente en los de su compañero, como si con ello pretendiera añadirle seriedad. -Me iré de este lugar.- Anunció, y eso incluía tanto el instituto, como la misma ciudad. No quería ser parte de esa aburrida monotonía que intentaba consumirlo. Volteó de nuevo a ver a ese cielo, parecía una despedida, pero Mahiro no era lo suficientemente sentimental como para decir “gracias” y todo aquello. Tampoco podía pedir que le acompañara, Yoshino tenía cosas por las que quedarse, como por ejemplo su novia. -Aún no decido cuando.- Dijo con desinterés. No había manera de que algo pudiera cambiar. ¿Después de la venganza qué le quedaba?
avatar
Amemiya Taiyou
Yellow Card
Yellow Card

Masculino Suke
Frase :
Siempre hay pecados que dejan marcado el corazón.

Rol : 23


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]

Mensaje por Yata Misaki el Lun Nov 26, 2012 12:33 pm

Anime: Zetsuen no Tempest.
Nombre y Apellido: Takigawa Yoshino.
Edad: 16 años.
Apariencia: >>Click<<

No sabía porque, sentía que ese día sería diferente y todo había comenzado por ese extraño sueño, el cual no era la primera vez que sucedía, pero solo era eso, no era nada más que un mismo sueño. Que no pasaría, porque a él no le gustaba Mahiro, no era gay, él aun amaba Aika, aunque no tanto como antes, lo hacía y… ¿Entonces porque soñaba eso? Su mente no podía borrar la imagen, incluso la sensación de los labios de Mahiro sobre los suyos parecía tan real que le asustaba. Parado en medio del desierto pasillo se quedo pensante en que poder hacer ¿Decirle a Mahiro sobre su extraño sueño? ¿Y si le decía a Mahiro quién era su novia de una vez? ¡No! Aun simplemente no podía hacer eso, primero porque el rubio no se tomará a bien que él estuviera en sus sueños (en los de Yoshino) y segundo porque seguramente le golpearía por haber estado con Aika y no habérselo dicho antes ¿Qué podía hacer entonces? Dio un leve suspiro y empezó a caminar a su destino, la azotea, la parte más alta de la escuela.

Cuando llegó abrió la puerta dejando que el frío viento de invierno jugará con sus cabellos, desordenándolos; sus pasos fueron tranquilos, entrando e ese lugar y viendo la espalda de alguien que conocía perfectamente ‘’Mahiro… ¿Por qué siento un vacío cada que estoy cerca de ti?’’ se pregunto mientras entrecerraba los ojos y se acercaba con pasos lentos y tranquilos a la barandilla, hablando y escuchando la respuesta del mayor. No le importaba, lo había supuesto, Mahiro no le importaba mucho la escuela, ni antes de que pasará nada le importaba. Muchas veces había colgado clases, incluso a veces él tenía que ir con él. El silencio inundo el lugar, haciendo que los ojos verdes de Yoshino se fijarán en el cielo, las nubes grises parecían querer echarse a llover ¿Por qué el día estaba así? ¿Por qué todo era así? Estaba seguro de que si Aika no hubiera muerto, nada de eso estaría pasando, pero era el destino, entonces ¿Qué le tenía deparado el futuro? Los pensamientos de Yoshino fueron cortados por la voz de Mahiro y parpadeó ¿Lo que había escuchado era cierto? Sus ojos verdes chocaron con aquellos rojos, que parecían tan decididos ¿Qué debía decir? ¿Por qué sentía que caía aun vacío aun mayor?

-¿Estas seguro?-pregunto con tranquilidad; su voz no mostraba ninguna pizca de que le importará mucho, y es lo que debía aparentar, aunque en el fondo no le gustará. Camino hasta la barandilla y se apoyó en ella, recordando que Mahiro ya se había ido una vez en busca del asesino de Aika, no sería distinto ¿No? Le miró, se había apoyado aun lado de él sus ojos verdes miraron hacía el cielo de nuevo. Una ráfaga de viento frío hizo que sus ojos se abrieron sorprendidos recordando las aventuras que había pasado con su compañero. Nunca habían sido esos amigos que se cuentan secretos, pero Mahiro siempre lo protegió, tanto de los matones como de todo y él solo le pagaba con su indiferencia y sus mentiras. Sabía que no se merecía eso.-A lo menos esta vez me avisaste.-Afirmó mirando hacía el suelo de la escuela; estaba tan alto, aunque a esas horas no había nadie caminando por el patio que se observaba desde la azotea.

Dio un leve suspiro.-Oye Mahiro.-Llamó mirándole.-Tú has besado a muchas chicas, ¿Se siente diferente una de otra? ¿Es lo mismo besar a una persona que a otra?-pregunto, intentando olvidarse de la idea de que el ojicarmín se fuera. No le gustaba, pero tampoco le podía decir que se quedará, no le quedaba nada al rubio. Él últimamente lo había estado casi ignorando, no queriendo estar con él y alejándose y ahora simplemente quería pasar todo el tiempo que pudiera con él ‘’¿Por qué no acabamos con esto de una vez y se lo decimos?’’ Una voz conocida se poso en su cabeza, haciendo que entrecerrará los ojos. Aika seguía en su mente, como si no quisiera ser olvidada y recordó la confesión de Hakaze del día de ayer, porque si, solía hablar con ella a veces y le había dicho que la persona que él amaba no era Aika, si no otra persona distinta, pero no le diría quién.

-Mahiro…-le jalo del uniforme escolar y ladeó el rostro.-Mahiro…-Su corazón latía con fuerza. No podía no podía decírselo.-Espero no te vallas pronto.-Susurró mientras miraba a otro lado, no podía decírselo y aunque se lo dijera, simplemente no podía hacerle eso a Aika, no podía estar con Mahiro. Aun cuando le gustará, le quisiera o incluso le odiará, no podía estar con el rubio.

No podía hacerle eso a Aika.

avatar
Yata Misaki
Red Card
Red Card

Masculino Suke
Rol : 16


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]

Mensaje por Amemiya Taiyou el Lun Ene 21, 2013 10:58 pm

  • Anime: Zetsuen no Tempest
  • Nombre: Fuwa Mahiro
  • Edad: 16 años
  • Apariencia:
    Spoiler:
Habían estado tanto tiempo juntos, que ya estaban muy acostumbrados a la presencia del otro. Desde niños, desde aquella primera vez que cruzaron palabras gracias al profesor, Mahiro siempre metía a Yoshino en sus asuntos aún si el segundo no quería, Yoshino terminaba implicado en sus aventuras, en sus salidas, en sus peleas, en todo. Recordaba a la perfección a Aika curando las heridas de ambos cuando salían de una pelea bien librada, aunque con moretones y mallugaduras, siempre habían estado en las buenas y en las malas. Aika también lo había dicho, que la persona “ideal” para él era Yoshino. Quizás, por eso tanto se aferró a no perderlo en la travesía junto con Hakaze para vengar la muerte de su querida hermana menor. Quizás esa era la única razón por la que seguía a su lado, porque Aika lo había dicho.

¿Seguro? Ja —se burló de ello. No estaba seguro de nada, ni de porqué ahora seguía ahí cuando debería haberse marchado sin decir nada, justo como la otra vez. Decir lo que tenía planeado hacer quería decir que todavía, por muy mínimo que sea, tenía implicado a Yoshino en sus planes, en su vida. Está era la decisión para dejarlo atrás de una buena vez. Sus padres y Aika estaban muertos, Yoshino tenía ya una vida a parte, tiempo perdido que debía recuperar con su novia. En ese lugar a Mahiro ya no le quedaba nada. Suspiró, un suspiro suave que el viento se llevó y que, por lo tanto, no se notó—. Te dejaré la casa del campo, has con ella lo que quieras, véndela, quémala, no me importa —cedió. Esa misma casa también le traía muchos recuerdos, aquella vez donde Yoshino les había acompañado, el sitio donde Aika le dijo aquellas palabras extrañas sobre Yoshino y él. Nunca la entendió, nunca entendió porque ella jamás simpatizó con el castaño.

Se quedó en silencio. Eran ellos, el mutismo de sus bocas, el viento y los truenos en medio de nubes que tirarían su llanto a la tierra en cualquier momento. Ese tiempo servía para recordar y meditar todo lo que hicieron, ya sea bien o mal, no importaba, pues el pasado ya escrito no podía borrarse y reescribirse. La ventisca fuerte correteaba en los cabellos de ambos, el rubio cabello de Mahiro se alzaba y dejaba ver en sus orejas las perforaciones que tenía, él siempre viéndose como un chico rebelde. Miraba hacia el frente, el horizonte, por donde aquella parvada de pájaros -que vio con anterioridad- se iba alejando poco a poco.

Él volteó, no imaginó que el silencio hubiera sido cortado por Yoshino, menos por una pregunta así. ¿Ah? ¿Qué tipo de interrogación era aquella? Yoshino siempre sensible a las despedidas de los demás. Cuando el castaño esperaba una respuesta, siempre miraba fijamente a sus ojos. —Hum —sopló, como si estuviera cansado de todo eso y revolvió sus cabellos rubios.

“La última vez. Esta es la última vez. ¿Lo entiendes? La historia acaba aquí.”

¿Quieres saberlo? —preguntó y agarró el tubo de seguridad.

“La última vez.”

Se subió al primer tubo, de los que estaban abajo, cerca de los pies. Mahiro extendió las manos y sintió el viento meterse entre su camisa, esta era jalada, movida como una bandera colgada en el mástil más alto. —¿Sólo has besado a tu novia? —preguntó, no se escuchaba burlón, pero tenía una sonrisa en la cara. El viento le helaba el rostro. Se sujetó con ambas manos del barandal, y bajó de ahí después de haberse divertido, dio la vuelta, y pareció que iba a marcharse, pero sintió el tirón en su uniforme, cuando volteó notó que se trataba de Yoshino y no de los tirones del viento.

Su nombre repetido dos veces, Yoshino iba a decir algo importante, pero lo que abandonó sus labios fue un simple “espero no te vayas pronto”. Por un momento, Mahiro pensó que era algo importante, su corazón había sentido ese golpe que avisa que estuviera preparado para algo, pero no, al final Yoshino solo era el simple Yoshino. —¿Qué pasa? Siempre te quejabas de todo lo que yo planeaba, de los lugares a los que te arrastraba y de las ideas a las que te metía, tú y yo solo estábamos juntos porque yo te obligaba. Ahora está bien, eres libre. —Era cierto. ¿Por qué había esperado una despedida diferente, entonces?

“La última…”

Estaba siendo benevolente. ¿No? Quería encontrar una vida que le perteneciera, y no vivir de las palabras indescifrables de su hermana. Quería hacer su propio camino o perderse en su propio sendero. Desde ahí y viendo el rostro de Yoshino, era un poco suplicante, debían ser imaginaciones suyas. —Hm —se acercó a él, y levantó su mentón, entonces aproximó su rostro a escasos centímetros del otro, sus miradas se conectaban y sus respiraciones podían ser escuchadas por los dos—. Cuando sientes a alguien cerca es diferente dependiendo de la persona —musitó, y extrañamente Mahiro miraba los labios del castaño al hablar—, es lo mismo al besar, pero más profundo —Dijo. Pronto se separó del otro para terminar su ejemplificación.

Caminó hasta la puerta de salida —me iré el próximo mes —le dijo, levantando una mano y mostrando la espalda, sin detener su andar. —Vamos, colguemos la aburrida clase de literatura —invitó a Yoshino en su ya siempre conocido tono de voz que solía involucrar en el enunciado al castaño. Mahiro se detuvo—. Olvídalo, iré solo —añadió. Bastó un segundo para olvidar que Yoshino había estado siempre ocupado últimamente. ¿Qué tanto hacía? La vida se le iría en eso.

“Sayonara.”
avatar
Amemiya Taiyou
Yellow Card
Yellow Card

Masculino Suke
Frase :
Siempre hay pecados que dejan marcado el corazón.

Rol : 23


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]

Mensaje por Yata Misaki el Sáb Feb 02, 2013 9:27 am

Anime/Manga/Game: Zetsuen no Tempest.
Nombre y Apellido: Takigawa Yoshino.
Edad: 16 años.
Apariencia: >>Click<<

El viento que ahora hacía en ese lugar parecía tan frío como si estuviera en medio del polo norte; la noticia de que Mahiro se iría no le gustaba mucho y le hacía sentir una extraña y dolorosa sensación en el pecho, pero quizá era lo mejor. Si el rubio se iba, esos extraños sueños desaparecerían y de seguro podría olvidar a lo menos lo que había vivido con Aika; por una parte quería eso, pero por otra… ¡Mahiro no podía irse! Yoshino estaba siendo egoísta al no querer que el rubio se fuera y se quedará junto a él, aun siendo solo amigos, pero no se lo decía; su mirada estaba fija en alguna parte del horizonte; se podía ver casi toda la ciudad desde ese lugar. Desde la batalla de los magos poco a poco todo había vuelto a la normalidad y tanto Mahiro como él volvieron a esa ciudad.

-Si no lo estas, deberías… pensarlo, no vas a conseguir nada haciendo las cosas a lo loco.-Aunque hacerlas sin pensar era algo que el rubio solía hacer, Mahiro era muy impulsivo, desde que era pequeño y lo vio por primera vez en la escuela se dio cuenta de que no pensaba mucho, pero sus sentimientos eran nobles aun así, al no usar su cabeza se le podía controlar fácilmente. Dio un ligero suspiro, él mismo lo había echo para mantener al rubio de su lado y aun así, aun no le confeso quien era su novia ¡No podía hacerlo! Mahiro lo mataría por no habérselo dicho antes, además el rubio estaba enamorado de Aika sin saberlo. Nadie va tan lejos por una persona, aunque sea tu hermana, de eso el castaño estaba seguro.-¿Qué? ¿La casa de campo?-recuerdos de aquel día en el que había ido con los hermanos Fuwa llegó a su mente y sus ojos se entrecerraron mientras con sus manos apretaba un poco el tubo de la barra de seguridad en la que estaba apoyado. Aquel día fue en el que casi se besaba con Aika, pero al final no había pasado nada. Estaba seguro de que si besaba a Aika, se hubiera enamorado de ella y Mahiro ahora no significaría nada, pero… ¿Qué significaba Mahiro para él? ¿Por qué tenía esos extraños sueños donde se besaban? ¿Por qué sentía un gran vacio cuando estaba aun al lado del rubio? ¡¿Qué demonios tenían los hermanos Fuwa?!-no estoy seguro de que sea buena idea dejármela a mi.-Confesó, si Mahiro se iba no quería ir a ese lugar.

En su interior Yoshino podía ver como estaba frente a un castillo de naipes que con un pequeño viento se derrumba en sus propios ojos, eso es lo que estaba pasando ahora. Mahiro de nuevo se iría, el se volvería a quedar solo, pero eso era lo que siempre había querido ¿No? Que el de ojos rojos le dejará un poco tranquilo sin meterlo en sus aventuras y poder hacer lo que el quisiera, aunque ahora no estaba seguro de eso. Estaba seguro de querer a Aika y también a Mahiro pero de distintas formas y algo que recordó es que la castaña siempre le decía que para saber cuando te gustaba alguien de manera distinta a otra persona, era besándole; era por eso que entre todo el silencio Yoshino lo había cortado en esa extraña pregunta, ya que sabía que el mayor había tenido bastantes novias, y al pensar en eso una extraña sensación paso por su cuerpo ¿Celos? ¡¿Qué demonios le estaba pasando?!

-Si, quiero saberlo.-Dijo mirando como el rubio se subía al primer tubo y extendía sus manos, de algún modo pudo ver esa imagen como algo mágico; los cabellos rubios del chico se movían ligeramente y su camisa igual. Mahiro nunca parecía temer a nada, incluso a caerse de ese lugar; Yoshino extendió la mano para intentar agarrar al otro, pero se detuvo, moviendo ligeramente su cabeza, no tenía sentido advertirle de algo que el de ojos rojos sabía bien.-Si, solo a ella.-Mintió de nuevo, estaba seguro de que debía dejar de mentir al otro. Había empezado a hacerlo cuando empezó a salir con Aika, por miedo y temor a que el rubio le golpeará. Mahiro era demasiado sobre protector con su hermana pequeña ¿Qué pasaría si lo supiera ahora? ¿Qué haría el rubio cuando supiera todo lo que había echo para protegerse el mismo (Yoshino) y solo lo había engañado? No quería ni pensarlo.

El otro había bajado del tubo y se volteó, caminando ¡No se podía ir! Además no le había contestado; su mano atrapo el uniforme del otro y llamó su atención, iba a decirle algo importante pero se arrepintió en el último minuto, no podía decirle que él era el novio de Aika, lo que estaba soñando, ni nada, simplemente era una estupidez. Ciertamente lo mejor era que Mahiro se fuera o así lo creía. Sus ojos se abrieron sorprendidos cuando escucho al otro hablar ¿En serio había dicho eso? ¿En serio eso era la despedida? Era cierto que el rubio siempre lo metía en sus planes pero de algún modo esas palabras eran como una bofetada para él y le hacían sentir mal, pero en sus ojos o en su rostro no se mostraba; se mordió el labio y entrecerró sus orbes esmeraldas.-Eres un idiota.-Dijo mirando a otro lado, esta vez se podía notar la molestia en su voz. Yoshino de algún modo había estado con Mahiro porque lo apreciaba, había sido su amigo y el primero que tuvo, incluso si no fuera por él, nunca hubiera conocido a Aika ¡¿Cómo le podía decir eso?! Definitivamente era un idiota sin remedio y ahora aun por encima se iba; se cruzó de brazos y volteó su rostro a mirar aquellos ojos rojos, con los suyos de un color verde.

Se quedo quieto, esperando algo y cuando vio como el otro se acercaba y después cogía su mentón acercando su rostro al suyo, se sonrojo levemente, dejando caer sus brazos a su costado ¿Qué estaba haciendo? Su corazón dio un brinco y empezó a latir con fuerza, sin entender muy bien porque tenía al otro tan cerca que podía incluso escuchar su respiración.-Ya… entiendo…-No, no entendía nada y más porque ahora sentía una extrañas ganas de besar al otro, pero se contuvo; su mente le empezaba a dar vueltas y su corazón parecía que se le saldría del pecho; sentía un calorcito en su pecho y en su estómago ¿Qué demonios le habían echo esos hermanos? Cuando el otro se separó, llevo sus manos a su pecho y estrujo con sus manos su camiseta, era bueno que Mahiro estuviera de espaldas a él.

Un mes, tenía un mes para hacer que el de ojos carmín se quedara con él ¿Pero eso era seguro? ¿Mahiro se quedaría? Se mordió ligeramente el labio inferior y se quedo observando el piso.

‘’Tu necesitas una persona que te guié’’

La voz de Aika resonó en su cabeza y miró la espalda del otro, quien le decía que olvidará de colgar las clases que iría solo, de algún modo, cada vez sentía una gran distancia entre el rubio y él, es como si estuvieran cada uno en un lado dividido por un muro de cristal y no lo pudiera atravesar con nada ¿Podría romperlo? Sus ojos verdes miraban la espalda del otro y no supo porque, pero en un impulso el otro había corrido hasta el rubio hasta sujetar la chaqueta del uniforme del mayor.

-¡¿Por qué no me besaste?!-casi gritó; una ráfaga de viento movió sus cabellos, realmente no había pensado decir eso, solo había salido.

avatar
Yata Misaki
Red Card
Red Card

Masculino Suke
Rol : 16


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]

Mensaje por Amemiya Taiyou el Lun Feb 04, 2013 12:37 am

  • Anime: Zetsuen no Tempest
  • Nombre: Fuwa Mahiro
  • Edad: 16 años
  • Apariencia:
    Spoiler:
“Pensar las cosas” no era algo que Mahiro hiciera muy a menudo, actuaba de acuerdo a sus impulsos, era un chico que se guiaba más por su corazón, por el deseo más pronto que por la razón. En eso él y Yoshino eran completamente diferentes. El castaño usaba la cabeza, el rubio los instintos. Incluso en su apariencia lograba notarse la gran diferencia de solo mirarlos; Yoshino el intelectual, Mahiro el impulsivo. Durante mucho tiempo había sido así, y desde niños habían crecido con la compañía del otro. Mahiro siempre terminaba metiendo a Yoshino en sus asuntos, aún si el de ojos esmeralda no quisiera, él siempre terminaba cediendo a los deseos del oji-carmín. Pero, después de todo, en el presente ya no podía transcurrir como en el pasado. Simplemente esos días ahora quedaban enterrados.

Yoshino había faltado a los llamados de Mahiro en cuanto volvieron a establecerse en esa ciudad, faltaba, como nunca lo había hecho días en el pasado. De esa forma, y solo así, Mahiro despertó, y se dio cuenta de que en realidad ya no tenía nada que hacer en ese lugar. Estaba solo. No, no le martirizaba saberlo, ni tampoco le hacía sentirse mal. Incluso estaba bien, dejar la única cosa de su pasado atrás, viviendo una rutina tranquila con la novia que tanto le ha esperado, sí, Yoshino se lo merecía. Era tiempo de partir.

Me iré, está decidido, no te lo dije para que me dieras tu opinión, solo te estoy avisando —porque a diferencia de su anterior desaparición, esta era una definitiva, un verdadero adiós. Se había visto en la necesidad de hacerlo porque de alguna manera, Yoshino siempre había estado con él, era como darle ahora un fin adecuado a esa etapa de su vida. Jamás se preguntó si ese castaño había sido un verdadero amigo, pero tal y como Aika había dicho, Yoshino era (o fue) esa parte que a Mahiro le complementaba, fin del asunto. Necesitaba abrir una nueva página y requería ser lejos de ahí.

La casa del campo tenía muchos recuerdos, y ahora él no los necesitaba. Yoshino había sido el único que les había acompañado (a Aika y a él -Mahiro-) en las vacaciones de verano. A pesar de que el rubio recordaba que ellos dos no se llevaban muy bien, estaba seguro de que Yoshino tendría uno que otro recuerdo agradable ene se lugar, por eso se lo dejaba a él, le dejaba la oportunidad de retener esos recuerdos materiales o destruirlos. A él le daba igual, ya se había soltado de todo lo material.

Los papeles ya están a tu nombre, es muy tarde como para alegar sobre eso.- Dijo con simpleza, se estaba deshaciendo de todo y dejando en hombros de Yoshino la responsabilidad que traían los recuerdos de un pasado, estos mismos resultaban pesados. Mahiro se estaba lavando las manos, no quería llevarse consigo cosas innecesarias en la cabeza. Si debía terminar y dar fin a todo, debía hacerlo de raíz. —Un abogado te hará entrega de los documentos dentro de una semana, quizás dos, no está especificado —explicó— Cuando los tengas, puedes romperos o quemarlos. Si lo deseas, la casa puede quedar en el abandono, olvídala si te es más fácil —siguió el argumento.

La vida traía varios enredos, y él desconocía muchas cosas, vivía inmerso en una “felicidad” adornada. Porque ojos que no ven, corazón que no siente. Después de los tantos problemas y dificultades que tuvo que afrontar para poder vengar la muerte de Aika, su “alma” ya estaba tranquila, ya podía descansar en paz. En ese mundo ya no debía nada, ya no añoraba nada, ya no deseaba nada. ¿De qué era tiempo entonces? De marcharse, para donde sea que mirara la situación, no había más opciones. No podía contemplar otra, porque a sus ojos, no existía otra.

Mahiro rió un poco, pero no en tono de burla. “Solo a su novia”, “solo a ella”, Yoshino parecía ser completamente fiel a una sola persona como para entregarse de esa manera. Mahiro no podía decir lo mismo, él había probado y vivido tantas cosas con diferentes personas que no podía catalogarse devoto a alguien en particular (Aika no estaba en sus pensamientos, pues él ignoraba lo que sentía o sintió por ella).

Notó particularmente ese tono de voz molesto, pero ahora la afinidad que había tenido una vez con Yoshino se había perdido, no le entendía, y probablemente el castaño tampoco le entendería a él. Dos piezas que ya no encajaban como en los viejos tiempos. Sí, Mahiro era un idiota, desconocía muchas cosas, vivía siendo un ingenuo, pero esa parte de él perduraría en el recuerdo de Yoshino, pues una vez dejando atrás esa ciudad, no tendría porqué regresar al pasado.

Está bien, darle aquella explicación sobre la sensación de besar a diferentes personas era algo que no le negaría, sería después de todo, una de las últimas cosas que compartiría con el castaño. Y lo ejemplificó bastante bien, hasta llegar a estar escasos centímetros del rostro opuesto, pero no se atrevió a ir más lejos, ni siquiera lo tenía pensado, más esos labios le hicieron recordar en breve, las palabras de Aika, como un eco interminable golpeando las paredes de su cabeza. Mahiro le dejó y se dispuso a bajar de la terraza y buscar un buen lugar para saltarse las demás clases, no necesitaba encerrarse en un lugar, ya no. No cabía duda, de que la acción de Yoshino le sorprendió, él le había detenido de repente, casi bruscamente, Mahiro le volteó a ver, no pudiendo descifrar lo que leía en los ojos verdes de Yoshino. —¿De qué hablas? Eres un chico, claro que no iba a besarte —mencionó. Incluso y además, Yoshino amaba a su novia. Yoshino era su amigo. Yoshino era un chico. ¿Qué pregunta era aquella que le estaba formulando? Sí, Mahiro era tan ingenuo como en esos días atrás.
avatar
Amemiya Taiyou
Yellow Card
Yellow Card

Masculino Suke
Frase :
Siempre hay pecados que dejan marcado el corazón.

Rol : 23


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]

Mensaje por Yata Misaki el Vie Feb 08, 2013 6:04 pm

Anime/Manga/Game: Zetsuen no Tempest.
Nombre y Apellido: Takigawa Yoshino.
Edad: 16 años.
Apariencia: >>Click<<

Idiota, idiota, idiota ¡Eso era lo que era Mahiro! Sus manos se apretaron, formando puños y sus dientes mordieron su labio inferior; cerró los ojos por un momento, sin decir nada. Se había alejado de Mahiro cuando volvieron de su aventura por miedo a decirle algo que no quería, como lo de Aika, pero ahora el rubio se lo estaba ganando a pulso que le dijera todo lo que pensaba de él y la mentira que le había ocultado todo ese tiempo. Sentía una molestia presión en su pecho, de dolor, molestia, irritación y tristeza que no sabía como aplacar y todo por culpa de la estupidez del ojicarmín. Su flequillo oculto su mirada, la cual observaba el piso.

-¿Por qué no te largaste como la otra vez? ¿No era más fácil? Aquella vez te fuiste sin decirme nada, después volviste como un héroe para arrastrarme en algo que yo no tenía que ver.-Sonrió y alzó el rostro, una sonrisa extraña estaba en su cara. Él sabía como podía controlar al otro ¿Pero quería hacerlo? No, quería… quería que de algún modo Mahiro despertará de ese sueño donde todo estaba bien y que le descubriera.-Mahiro me da igual si me lo avisas, piensa un poco, piensa que… aun te quedan muchas cosas que saber.-Y su voz sonaba tranquila, como si realmente no estuviera sintiendo molestia ni quisiera gritarle las mil cosas al otro. Yoshino tenía muchos pensamientos referentes al rubio, buenos y malos, todo el tiempo que había estado con el le ayudo a conocerle, saber que pensaba y como pensaba, pero realmente el castaño siempre sintió un vació cuando estaba con el mayor, como si algo faltará; como si el puzzle no estuviera completo. Nunca lo entendió y realmente tampoco intento buscarle una explicación, ahora es cuando lo hacia. Después de todo no se sabe lo que se tiene hasta que se pierde, Yoshino estaba perdiendo a Mahiro y eso no le gustaba. En realidad ni sus extraños sueños le gustaban ¿Tenía algo que ver con eso? No lo sabía.

Tenía muchos recuerdos de la casa de campo, en ese lugar casi se besaba con Aika, al final no lo habían echo y que ahora Mahiro le dijera que esa casa estaba a su nombre le hizo abrir los ojos sorprendido y un poco atormentado porque recordaba que le había prometido a la castaña que sería la única en su vida, pero su hermano se había metido también ¡¿Qué demonios tenían los hermanos Fuwa con él?!-¡Ni de broma!-camino hasta estar frente al otro y sujeto los hombros del mayor, sin importarle nada; el viento hacia que sus corbatas y sus cabellos se movieran en un vaivén irregular.-¡Eres un idiota, piensa un poco! Ese lugar tiene demasiados recuerdos, ¿No lo comprendes?-¿Es que Mahiro nunca había notado nada raro entre Aika y él (Yoshino)? Al parecer no.-Mahiro por una vez en tu vida piensa un poco, no hagas lo que tus instintos quieran.-Soltó al otro y se volteó mirando al cielo que al parecer empezaba a soltar truenos, una tormenta se desataría, una muy fuerte. ‘’Calmate Yoshino, piensa… tu no eres como Mahiro ¡Pero es que demonios, no piensa!’’; el castaño respiró hondo, cuando tuviera esos papeles en la mano los rompería.

Volvió a ver al otro que estaba subido en esos tubos riendo, seguramente por lo que había dicho, en realidad no había besado a nadie, ni siquiera a su novia, porque ella había muerto hacía un año ‘’Mahiro ¿Qué pasaría si te dijera que Aika-chan era mi novia?’’ pensó mientras ahora se mantenía tranquilo. Él tenía algo con lo que podía controlar al otro; secretos. Mahiro vivía rodeado de ellos, ni siquiera se daba cuenta de la mentira en la que vivía; su mejor amigo era el novio de su hermana, de la que él (Mahiro) también estaba enamorado. Mentiras, la gente vivía rodeado de ellas, él tenía una muy grande.

‘’¿Qué pasará cuando Mahiro se enteré?’’

Sabía perfectamente la respuesta, lo mataría, porque Aika era su preciada y amada hermana y él lo había engañado, ocultándole todo el tiempo que habían sido novios cuando se hacían ver que se llevaban mal. Todo era una obra de teatro y la ingenuidad del rubio no podía ver. Sus pensamientos se habían ido cuando sintió como el otro cogía su mentón y sintió su corazón latir y sus mejillas con un pequeño calor ¿Qué demonios le pasaba con Mahiro? ¿Le gustaba? ¡No! O quizá… si. No, el amaba a Aika, y aunque tuviera esos extraños sueños con el mayor de los Fuwa no tenía nada que ver, claro que no, pensó el con sarcasmo.

Se quedo quieto por un momento, observando como el otro se iba y el impulso hizo que corriera hasta que se tiró contra el otro, preguntándole casi en un grito porque no le besaba; cuando el otro se volteó y le hablo solo se sonrojo ¿Qué es lo que había dicho? Ciertamente Mahiro hace un momento le había incitado a que le besará (Yoshino a Mahiro) cuando sujeto su mentón, pero no lo hizo, que ahora le dijera eso, le hacía pensar que el rubio nunca pensaba. Mahiro al parecer no sabía que él (Yoshino) podía sentir algo por él.-Idiota… eres un idiota…-Susurró y se apartó del otro, caminando hasta pasarle y después apoyo su espalda en la del rubio.-Mahiro… ¿Sabias que Aika-chan tenía novio? No, porque eres demasiado ingenuo.-Se apartó del otro y camino hasta la puerta, cerrándola y apoyando su espalda en ella.-Hablemos un rato, dudo que venga alguien…-Un trueno se escuchó retumbar y el castaño sonrió como cuando idea un plan.-Fuwa Mahiro, 16 años, nos conocimos en primaria y gracias a ti, puedo decir que conseguí mi primer amigo. Eres extremadamente ingenuo ¿Cuántas mentiras crees que están a tu alrededor? Eres vengativo y cuando sepas la verdadera verdad, te vengarás, pero escuchame… tu eres el que no quiso ver que pasaba, solo crees ver lo que quieres, es por eso que confías ciegamente en la gente.-Y de algún modo que halla confiado en él le gustaba, pero… el mismo había sido malo con Mahiro, le había engañado.-Nunca confíes en nadie, porque te acabará fallando y sobre todo… no confíes en mi.-No era un adiós, solo quería hacerlo pensar.

avatar
Yata Misaki
Red Card
Red Card

Masculino Suke
Rol : 16


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]

Mensaje por Amemiya Taiyou el Vie Mar 08, 2013 12:00 am

  • Anime: Zetsuen no Tempest
  • Nombre: Fuwa Mahiro
  • Edad: 16 años
  • Apariencia:
    Spoiler:
Jamás había notado a Yoshino tan molesto como lo notaba ahora. ¿Cuál era el maldito problema? Lo dejaría en paz, ¡Por fin! Lo que siempre había deseado ese chico se cumpliría. Al principio había esperado una expresión de alivio, porque aunque fueran lo más cercano a amigos, era evidente que Yoshino no se guardaba sus quejas sobre todo lo que tenía que ver con Mahiro, esas ideas locas que le venían a la mente y a las cuales arrastraba al castaño, esos tiempos donde a pesar de sus caras largas siempre terminaban riendo. Después de todo solo eran unos adolescentes, y a Mahiro nunca le había disgustado esa posición, incluso la aprovechaba. Vivir ahora todo lo que no podría después.

Entender a Yoshino era difícil, y por eso mismo, después de su primer intento por lograrlo jamás volvió a desear hacerlo. El chico estaba compuesto de difíciles y complicados pensamientos, jamás sabía que estaba pensando con exactitud, y así como iba dudaba hacerlo algún día. ¿Por qué no dejaba los rodeos de una vez y decía las cosas claro? Mahiro necesitaba palabras directas, no cosas que lo hicieran ver como una especie de juego de estrategias. A él no le agradaba ir rodeando el tema, prefería las cosas que iban al punto, el problema era que a Yoshino parecía gustarle decir palabras clave y dejarle pensar miles a Mahiro que posiblemente no eran ciertas.

Aquella vez, cuando se había marchado sin decir nada había dejado a Yoshino atrás, pero él no podía involucrarle en su venganza, después de todo era cosas suya, y de los principios que regían en su cabeza. A sus ojos, matar el asesino de Aika no tenía que ver con el castaño, de ese modo le había dejado en esa ciudad tranquila. Más tarde, guiado por las mariposas, Mahiro había regresado, su reencuentro con Yoshino había sido breve y poco nostálgico, le contó sus objetivos, pero no tuvo intención en arrastrarlo. ¿Es que acaso no lo recordaba? Le había dejado libre, más sin embargo, después de su despedida nuevamente se volvieron a encontrar, Yoshino le había seguido, Yoshino había sido quien insistió en acompañarle. ¿Por qué demonios le culpaba de sus acciones?

Recuérdalo bien, Yoshino, yo no te arrastré esta vez, tú me seguiste ―mencionó, con los ojos puestos en aquellos otros. Si el castaño no le decía directamente por qué estaba tan molesto, Mahiro no lo adivinaría, ni tampoco haría esfuerzo en lograrlo― ¿por qué no dejas el rodeo y vas al punto? ―mencionó, serio, tanto como lo estaba Yoshino esa vez― ¿no es esto lo que querías? ¿no es lo que querías decir con tus constantes huidas cada que me veías? ―preguntó, ¿qué otra cosa hubiera pensado alguien al ser ignorado de aquella manera? Tomando de entrada que Mahiro no se había molestado por aquella actitud esquiva y había optado por un camino más sensato, y cuando parecía hacer las cosas correctamente era cuando el otro estallaba en cólera. No podía entender a Yoshino, no podía.

A ojos del rubio, el castaño tenía más recuerdos en la casa de verano que el propio Mahiro. ¿Por qué el ojirojo debería quedarse con un lugar como ese? ―es por eso que te la doy a ti, porque tiene recuerdos, porque tiene tus recuerdos ―y su voz seria parecía añadir en ese enunciado algo oculto. Lo estaba pensando, aunque actuaba impulsivamente esta vez estaba pensando, porque esta vez quería terminar las cosas bien, y no dejar un final inconcluso del cual se preguntaría cuando estuviera al borde de la muerte. Esta vez sí deseaba cerrar aquella etapa de su vida.

Escuchaba una y otra vez la palabra “idiota” salir de los labios de Yoshino, tantas veces que alguien perdería la cuenta. Sintió de pronto la espalda de su compañero apoyada en la suya, Fuwa solo volteó un poco el rostro para mirar de reojo al otro, apenas y podía ver su cabello castaño. Yoshino hablaba de Aika como si supiera todo de ella, Mahiro no mostró expresión ante eso, ni de sorpresa, ni de tristeza, ni de enojo, no había nada en su rostro. Él solo se limitó a seguir con la mirada a Takigawa, hasta que éste cerró la puerta y se apoyó en ella. Mahiro lo escuchó, cada palabra, y ese tono que empleaba el chico a cada frase.

No sé de qué hablas, Yoshino ―dijo el rubio, cerrando los ojos, alzó una mano y se acarició un poco el cuello, como si estuviera cansado― si quieres decirme algo dilo, ya te he dicho que dejes de darle vueltas al asunto porque no me pondré a adivinarlo ―caminó hasta acercarse y le sujetó de la muñeca, le apartó de la puerta y la abrió, mirando las escaleras que llevaban hacia abajo. Se dio la vuelta, habían transcurrido 60 segundos desde su última palabra. Sus pupilas rojas observaron las verdes con tranquilidad, no mostró alguna señal de molestia― este es el fin. Yo no me arrepiento, ni me arrepentiré de nada ―le dijo de pronto― haré las cosas de esta forma, porque así quiero que sean, quiero que sepas que me iré, porque es mi manera de terminar con esto.


avatar
Amemiya Taiyou
Yellow Card
Yellow Card

Masculino Suke
Frase :
Siempre hay pecados que dejan marcado el corazón.

Rol : 23


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]

Mensaje por Yata Misaki el Vie Mar 15, 2013 12:01 pm

Anime/Manga/Game: Zetsuen no Tempest.
Nombre y Apellido: Takigawa Yoshino.
Edad: 16 años.
Apariencia: >>Click<<

Eso era lo que muchos esperaban, ver sentimientos el castaño, que demostrará que se podía enojar, ponerse triste y sonreír verdaderamente y ahora Fuwa lo estaba presenciando, su enojo ¿Todo se iba a acabar así? ¿Mahiro le estaba diciendo que era libre después de todos esos años arrastrándolo? ¡No! Si el hacía eso, pues el también diría algunas cosas. Hakaze le había dicho que era mejor mostrar sus sentimientos y aunque no sabia bien como hacerlo, estaba seguro de que enojarse por lo de su partida no era algo bueno, pero tampoco lo era que el otro se fuera ¿Era hora de que cada uno tomará su camino por separado? Si es así ¿Qué iba a hacer él? Yoshino siempre había sido guiado por Mahiro, estando a su espalda, siguiendo los pasos que el otro daba. Todo eso se estaba acabando y solo le quedaba un mes ¡Un maldito mes para decirle todo! ¿Cómo iba a hacer eso? Si, debía cumplir esa promesa que había echo en el Monte Fuji cuando los dos habían ido a detener a Samon, pero no sabía bien como podría decirle al rubio que había sido el novio de Aika, estaba consciente de que si Mahiro lo sabía lo mataría.

Toda su amistad era una maldita farsa. Mahiro confiaba en él y aun así, el solo le pagaba con sus mentiras y sus manipulaciones, pero el castaño nunca llegó a creer que pudiera ser dependiente al de ojos rojos, era por lo mismo que temía que se fuera. Sabía que si el rubio se iba no sabría como seguir. Mahiro lo había vuelto dependiente a él, como si se tratará de una droga, y realmente no importaba si sentía algo por el rubio (lo cual no quería, por eso negaba sus sueños), no quería que el de ojos carmín se fuera, pero al parecer, todo eso era una simple despedida. También el tenía que decirle adiós al rubio.

‘’Esto se acaba, es el final’’

Y sus ojos esmeralda pudieron ver la seriedad de aquellas orbes de color carmín; apretó las manos formándolas puño, tanto que podía incluso sentir como sus uñas se clvaban en la piel.-Si, es cierto que solo te seguí, pero tu solo no hubieras echo nada.-Y así lo creía. Mahiro solo salvo al mundo porque el estaba a su lado, el rubio nunca hubiera podido seguir de otro modo, era demasiado impulsivo, tanto que seguramente hubiera acabado muerto.-¿Tanto quieres que valla al punto? ¿Tanto quieres que te diga las cosas?-pregunto mientras movía aun lado la cabeza, una sonrisa tranquila estaba posada en su rostro, sus ojos se veían entre serios y cansados. Todo eso le empezaba a cansar, aun así debía intentar decir lo que sentía en esos momentos, que no era otra cosa que enojo y tristeza.-Aun no estoy preparado para decírtelo, ni tu tampoco.-Aseguró mientras su vista se desviaba a otro lado de la terraza; el viento movía sus cabellos y sus ropas.-¿Es lo que quería? No lo sé, se que estuvo mal ignorarte, pero… ¿No esta mal irte? ¿No eres tu el que se esta yendo después de tantos años de arrastrarme a tu lado a cualquier lugar?-sus preguntas sonaban un poco más tranquilas que antes, aun así sentía que todo era el final, que se acabaría.-Pero… haz lo que gustes, esta vez no te diré nada, no te detendré.-Advirtió ¿Por qué debía hacerlo? Era cierto que el había cometido errores, ahora, en ese momento los estaba pagando por lo que estaba bien.

Sintió como su corazón por un momento se detenía al escuchar las palabras del mayor ¿Mahiro sabía algo de lo que había pasado en la casa de campo? ¿O era solo su imaginación? No, realmente no podía saber nada, el rubio no era muy dado a pensar si no le daban algo en que hacerlo.-Si, tiene mis recuerdos, igual… no la quiero, pero al parecer tu siempre actúas a la ligera.-En ese lugar era donde casi se besaba con Aika, muchas veces se había preguntado que hubiera pasado si Aika aun estuviera viva ¿Seguirían siendo novios? ¿O Mahiro le diría que la amaba? ¿Qué hubiera pasado? Eran preguntas que solía hacerse a veces, pero no tenían una respuesta inmediata, porque no sabía lo que pasaría si todo fuera diferente.-Me la quedaré, pero… haré lo que quiera con ella.-Y no tenía muchas ganas, pero acabaría dejándola abandonada.

Para Yoshino, Mahiro era un idiota, alguien que se podía manipular, mentir y engañar, que hacía todo de manera impulsiva, que no tenía ningún remedio, quizá era por eso que empezó a llamarle la atención y también porque Fuwa siempre le había protegido, pero eso… solo serían recuerdos de unos días que el castaño querría borrar. Yoshino después de haber estado por un momento apoyado en la espalda del otro, cerró la puerta de la terraza, apoyándose en esta y mirando al rubio mientras hablaba. Sabía que Mahiro estaba tan cansado de esa situación como el mismo. Escuchó aquellas palabras y como el otro se acercaba, hasta que lo sujeto de la muñeca apartándole de la puerta, por un momento sus ojos chocaron, verdes contra rojos.

‘’Para que halla un nuevo principio debe haber un final’’

Eso era lo que había dicho una vez cuando estaba en el apartamento de Hakaze.-Te lo diré, pero no es el momento aún.-Dijo mientras desviaba la vista. El se volteó aun escuchando aquellas palabras del mayor, sintiendo como algo dentro suyo se resquebrajaba ¿Su corazón? Podía ser. Cogió aire mientras sentía como sus ojos le empezaban a escocer.-Vale, este es el final, ya me lo has dicho, si es así, es mejor que te largues.-Dijo mientras aun seguía sin mostrar su rostro al otro, Mahiro solo podía ver su espalda.-¡No te necesito! ¡Nunca te he necesitado! No me arrepentiré, pero solo lárgate, haz lo que te de la gana…-Dijo mientras podía sentir como algo líquido resbalaba por sus mejillas ¿Lágrimas? Hacía mucho que no lloraba. Lo bueno que en ese momento pequeñas gotas de lluvia empezaban a caer por lo que se ocultarían con sus lágrimas. El castaño camino hasta la barandilla de la terraza, sin importarle mojarse, quería y necesitaba estar solo.
avatar
Yata Misaki
Red Card
Red Card

Masculino Suke
Rol : 16


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]

Mensaje por Amemiya Taiyou el Mar Mar 26, 2013 10:10 am

  • Anime: Zetsuen no Tempest
  • Nombre: Fuwa Mahiro
  • Edad: 16 años
  • Apariencia:
    Spoiler:
Lo quería, lo necesitaba, deseaba saber la verdad en labios de Yoshino, quería que alguna vez en la vida fuera sincero con él… pero, algo dentro de sí le decía que terminaría marchándose sin lograrlo. Su relación con el castaño siempre era la misma. Mahiro confiaba en él, depositaba su fe sin pensarlo dos veces, y Yoshino, por el contrario, era el tipo que se guardaba las cosas para sí mismo, incluso las cosas importantes. El rubio alguna vez pensó el porqué, sí, lo había pensado, y llegó a la vaga conclusión de que Yoshino lo hacía por precaución, pues después de todo sabía a la perfección cuan imprudente lograba ser el rubio. Lo que Mahiro no sabía era si Yoshino ocultaba las cosas para protegerse a sí mismo, o para protegerle a él. Confuso, lo era.

Sí, ya te lo dije ―afirmó a la pregunta, a pesar de que sabía que no obtendría nada con solo desearlo y decirlo. Era como los deseos pedidos a las estrellas fugaces, nunca se hacían realidad por mucho que uno creyera en ellas y en su magia inexistente―. Si no estás “preparado” entonces avísame cuando, y no pretendas que entienda algo que no me dices claramente ―pues, ni siquiera entendía el por qué se molestaba tanto. ¿Es qué hubiera preferido que se marchara sin abrir la boca? Quizás eso hubiera sido lo más acertado, más ya era tarde para eso. Mahiro ya había actuado, como siempre, guiado por sus emociones.

¿Insinúas que debí arrastrarte en esto también? ―preguntó, llevándose una mano a la cintura, ladeando el rostro como para evaluar mejor la situación y las palabras escuchadas. No, no era eso. De hecho Mahiro no tenía tiempo de mirar a Yoshino, él solo se retiraba enseguida cuando terminaban las clases, no contestaba al teléfono, ni siquiera atendía la puerta cuando tocaba el timbre. En realidad Mahiro se había sentido un poco solo sin darse cuenta, y ahora, curiosamente, la única persona que tenía mirando los pasos que daba era Hanemura.

Suspiró un poco, cansado. Se llevó los cabellos hacia atrás con la mano, pero enseguida volvieron al mismo lugar. Yoshino decía que no diría nada, pero lo estaba haciendo ahorita, el castaño afirmaba que no lo detendría, pero entonces ¿cuál era la razón de estar de en esa situación, con ese ambiente sobre la azotea del edificio de clases? Una vez más no entendía nada, porque lo que Yoshino decía y lo que hacía eran completamente contradictorios. ¿Cómo saber cuál era el verdadero pensamiento del chico sobre su ida?

“Si no me dices, nunca lo sabré. Si no eres directo, no lo adivinaré.”

Hazlo, ya te dije que no me importa lo que hagas con ella, es tuya ―lo dijo, aunque también guardaba buenas memorias con Aika en ese lugar. Todo se reducía a situaciones que sucedieron atrás, y que ahora eran fragmentos en una memoria―. Aika hubiera deseado que la conservaras ―añadió, con ojos entrecerrados, las manos ya metidas en los bolsillos del pantalón escolar. Había algo, algo invisible que a Yoshino le ataba con el recuerdo ausente de una joven que en su tiempo fue hermanastra de Mahiro, y la chica que también amó sin saberlo del todo. Volviendo a la casa, era una cosa material, de todas formas no hubiera querido regresar ahí, así que ¿qué más daba?

Dio la vuelta para mirar a Yoshino y su espalda. Tétricamente el cielo se nubló todavía más, y de ahí cayeron delgadas y apenas notables chispas de lluvia, no podían percibirse todas con la vista pero si podían sentirse. El suelo poco a poco fue atacado por gotas ahora más gordas que impactaban con fuerza y de pronto, como una tempestad, la lluvia se hizo presente y fuerte, combinando el sonido de la misma con los gritos de Yoshino. Mahiro solo observó esa espalda lejana y que comenzaba a mojarse.

Adiós ―le dijo, porque no podía decir algo más ante esas palabras. No podía contradecirlas, porque quizás eran la verdad más grande que estaba escuchando de labios del castaño. Mahiro cerró los ojos un poco y se dio la vuelta. La lluvia ya le había mojado, así que no se apresuró en entrar al edificio pero al final así lo hizo, bajando las escaleras, alejándose de ese escenario frío sin voltear atrás. Se sintió dramático en alguna historia de alguna barata telenovela, y pese a eso sintió un vacío en el pecho.

Las cosas no habían terminado de la manera que él hubiera querido.
avatar
Amemiya Taiyou
Yellow Card
Yellow Card

Masculino Suke
Frase :
Siempre hay pecados que dejan marcado el corazón.

Rol : 23


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]

Mensaje por Yata Misaki el Jue Abr 18, 2013 1:30 pm

Anime/Manga/Game: Zetsuen no Tempest.
Nombre y Apellido: Takigawa Yoshino.
Edad: 16 años.
Apariencia: >>Click<<

A su mente llegaron las memorias de aquel día de verano en el que comenzó a salir con Aika, Yoshino había decidido decírselo a Mahiro pero después de pensarlo durante ese día entero, había llegado a la conclusión de que hacerlo no seria lo mejor, ya que seguramente el rubio le hubiera golpeado. Mahiro había estado enamorado de Aika y era como un perro fiel que protegía a su dueño (o sea a Aika), mostrando los dientes cada que alguién se le acercaba ¿Cómo no tener miedo de que le golpeará o quisiera matarlo? Con Mahiro había que tenerse cuidado y el no era tan fuerte para poder ganar al de ojos rojos. Sus ojos verdes por un momento se entrecerraron, en algún momento se lo tendría que decir ¿Qué pasaría después? ¿Mahiro en verdad le golpearía? Estaba seguro de que si lo haría, pero la culpa era de Mahiro, o eso quería creer ya que si el rubio no lo hubiera llevado a aquella cena donde los dos habían conocido a Aika, seguramente nada de eso estaría pasando en ese momento ¿El destino? El no creía en eso, por lo que las palabras que Hakaze dijo una vez, ahora mismo no podía quedarse con ellas en su mente. Para él todo eso era algo que había hecho con sus propias manos, por lo que ahora le quedaba perder a su mejor amigo.

-Lo haré, pero aun no…-No estaba preparado para enfrentarse al rubio. Tampoco sabia lo que pasaría después, pero sabiendo que aun le quedaba un mes para decírselo tendría que pensar como explicárselo, aunque también se lo podía soltar de la nada así sin más. No, de ese modo no sería bueno. Miró al piso por un momento; el viento frío mecía sus cabellos y le hacía sentir que su estado de animo estaba a la par que el tiempo que hacía en la ciudad. ‘’Todo se acaba algún día ¿No? ¿Entonces porque me duele que este valla a ser el final?’’ se pregunto en su mente mientras aun no levantaba su vista para observar a su compañero, con el que desde hacía unos días tenía unos extraños sueños. Otra cosa que no sabía que significaba, lo que soñaba ¿Por qué soñaba eso? ¿Era porque estaba perdiendo a Mahiro? ¡Porque a él no le gustaba el rubio! Era imposible que sintiera algo por su mejor amigo, porque eso era aun.

-¡No!-casi grito con molestia al escucharle, movió hacia aun lado la cabeza, como si se sintiera cansado de todo eso.-Haz lo que quieras, como siempre.-Y es que Fuwa siempre hacía lo que el quisiera, sin consultarle a nadie, lo que le molestaba es que le hubiera avisado. Hubiera preferido que no se lo dijera, así se ahorraría molestias y el sentimiento de que estaba perdiendo a alguien valioso e importante. Después de todo Mahiro para el se había convertido en alguien importante, pero el rubio lo volvía a dejar solo; no podía culparlo, él le había estado ignorando durante también bastante tiempo por lo que no dijo nada, solo se quedo en silencio aun mirando al rubio y después volteó su mirada hacía la barandilla que rodeaba la terraza en la que se encontraban los dos. En ese momento todo se estaba acabando, era el final y Yoshino lo sentía en su pecho, esa molestia intensa que le hacía querer vomitar y gritar con lágrimas en los ojos.

-No sabes nada.-Susurró mirando a otro lado. Quizá Aika si quería que él se quedará con la casa de campo en la que habían ido aquel verano, en el que casi se besaba con ella, cosa que al final no había sucedido ¿Todo hubiera sido distinto si nunca hubiera salido con la castaña? ¿Qué hubiera pasado en ese caso? Preguntas que se hacía y que realmente no sabía como contestar; ahora mismo su mente estaba en otra parte, intentando no decir alguna cosa de la que se arrepentiría tarde o temprano.

El cielo parecía reaccionar a sus emociones y como si fuera casualidad, cuando el se había volteado empezó a llover, mojando poco a poco su cuerpo, ocultando así las lágrimas que en ese momento resbalaban por su rostro mientras gritaba al otro que lo necesitaba, era cierto, no lo necesitaba, estaría mejor sin Mahiro o eso es lo que creía él. Las personas cuando están mucho tiempo junto a otras se vuelven dependientes a estas y Yoshino nunca se dio cuenta de eso, pero mientras se alejaba pudo escuchar el ‘’adios’’ del chico.

‘’Se acabo’’

Todo tenía un principio, y con eso, un final y el de la relación de Mahiro y Yoshino había llegado a desenlace, siendo uno bastante malo. El castaño dejo que las gotas de lluvia le mojarán sin importarle nada; de sus ojos aun seguían cayendo aquellas lágrimas que hacían que sus ojos se volvieran de un color rojizo y sus mejillas adornarán el mismo color. Su pecho dolía y tenía unas ganas increíbles de vomitar y gritar. Cerró con fuerza sus ojos y llevó sus manos a su pecho, sujetando con fuerza su camiseta, estrujándola, como si realmente en esa zona le doliera. Lloró en silencio un rato hasta que se levanto mirando al cielo; las gotas golpeaban su rostro y el se volteó, mirando el lugar vacío. Mahiro se había ido. Yoshino camino hasta la puerta de la terraza y cogiendo sus cosas también salió de ahí; no tenía caso estar en ese lugar, no quería quedarse en la escuela por lo que iría a casa, se ducharía y pensaría en lo que hacer.

Sus ojos habían dejado de llorar y cuando estuvo fuera de la escuela solo camino, mojándose más de lo que estaba, pero no le importaba. Aunque podía sentir como su ropa se pegaba a su cuerpo haciéndolo sentir más pesado de lo que lo sentía y sus ojos, los cuales aun derramaban lágrimas habían perdido ese brillo. Yoshino se sentía solo en ese mundo tan grande, pero no había vuelta atrás, no retrocedería ni pediría disculpas. Todo había acabado, era lo mejor, lo que siempre había querido ¿No? ¿Entonces porque se sentía tan solo? Miró a su alrededor, las calles estaban vacías, solitarias como si la gente hubiera desaparecido y ya no podía ver aquella sonrisa de su rubio amigo. ¡Ah, es verdad! No la vería más. Negó y siguió caminando hasta llegar a su departamento, abriendo la puerta y cerrándola después tras de si mirando hacia el interior de su casa; ese lugar le parecía más solitario de lo que ya era. Empezó a quitarse la ropa húmeda, su cabello goteaba; sus ojos habían dejado de derramar lágrimas y cuando estuvo desnudo, solo con sus boxers azules camino hasta su cuarto, tirándose en su cama boca abajo y cerrando los ojos. Quería dormir y no pensar en nada, dejar de sentirse la peor persona del mundo, pero después de todo lo era.

avatar
Yata Misaki
Red Card
Red Card

Masculino Suke
Rol : 16


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.