Conectarse

Recuperar mi contraseña


Adicional para Alumnos
Facebook
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 47 el Sáb Jun 07, 2014 12:11 pm.
Últimos temas
» (Juego) ¿En qué estas pensando?
Sáb Jul 22, 2017 10:02 am por Kozume Kenma

» WOD Blood (Elite)
Lun Dic 23, 2013 11:55 am por Invitado

» [Yaoi][APH]S.O.S.[GerIta]
Jue Sep 26, 2013 4:09 pm por Yuuto Kidou

» Actualización de botón por mudanza
Jue Ago 29, 2013 12:46 am por Invitado

» Music is War | Afiliación Normal
Sáb Jul 27, 2013 12:30 am por Invitado

» Mikado Nagi
Dom Jul 07, 2013 2:23 pm por Hiroto Kiyama

» Sumeragi Kira
Dom Jul 07, 2013 1:57 pm por Hiroto Kiyama

» [Juego] ¿Que estas escuchando? ♪
Miér Jun 12, 2013 11:31 am por Amemiya Taiyou

» Sword Art online (SAO) Roleplay [ Notmal]
Sáb Jun 08, 2013 10:15 pm por Invitado

» Ficha: Gemelos Sawada
Sáb Jun 01, 2013 2:42 pm por Tsuna / Natsu

» United Destinations [Yaoi] [ZnT- MahiroxYoshino]
Jue Abr 18, 2013 1:30 pm por Yata Misaki

» Fun, luck and other things [Yaoi] [IvanxGian] [Lucky Dog]
Mar Abr 16, 2013 4:23 pm por Natsume Takashi

» Kuroo Tetsuro
Lun Abr 01, 2013 6:05 am por Hiroto Kiyama

» Kozume Kenma [Ficha]
Dom Mar 31, 2013 9:02 pm por Haruto Kiyama

» Ficha de Beta~
Miér Mar 13, 2013 4:26 am por Hiroto Kiyama

Afiliación Élite
Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite Afiliación Élite

Fun, luck and other things [Yaoi] [IvanxGian] [Lucky Dog]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fun, luck and other things [Yaoi] [IvanxGian] [Lucky Dog]

Mensaje por Natsume Takashi el Sáb Ene 19, 2013 1:25 pm

Anime/Manga/Game: Lucky Dog
Nombre y Apellido: Gian Carlo Borboun del Monte/ Gian
Edad: 25 años.
Apariencia: >> Mi baby <<

Esa era la prisión con más alta seguridad del estado, en la cual los 5 capitanes del CR:5 estaban metidos y él sabía que cada vez era más difícil escapar de ese lugar y aun con toda la suerte del mundo que poseía, siempre le costaba y acababa pillado de nuevo ¿Cuántas veces se había escapado? En total unas cuatro, pero esta huída sería la última para no volver, aunque había varios inconvenientes, sus compañeros… Giulio, Bernardo, Luchino e Iván; confiaba en Bernardo, pero Luchino e Iván eran los más difíciles, con Giulio… con el no tenía problemas, el pelimorado parecía seguirlo cual perrito, o sea que no habría ningún problema.

Cogió la última goma de mascar que tenía y se la metió en la boca, degustando el sabor de fresa que tenía el chicle. Ese día era aburrido, desde que se había levantado no había echo mucho más que comer y dormir, también había hablado con Bernardo y Giulio, a Luchino se lo había encontrado por ningún lado. Se detuvo un momento frente a una de las celdas que tenían la puerta abierta y dio un paso adelante, asomando la cabeza, haciendo que sus cabellos dorados se fueran aun lado, parpadeó mirando hacia adentro, la celda era como todas las demás, solo que parecía estar ocupada en ese momento por alguien durmiendo. Una sonrisa divertida se poso en su rostro; llevó su mano a su boca y rió levemente con malicia y diversión. Hacía días que no molestaba a Iván, un ratito no le haría mal y si el otro no pronunciaba el código no pasaría nada.

Siempre había sido divertido molestar a Iván, recordaba que muchas veces antes de estar en la prisión lo había echo mucho, conociendo las cosas que le molestaban, pero de algo el rubio estaba seguro es que no sabía mucho del peliazul, nunca le había preguntado de su vida antes de unirse al CR:5, lo único que sabía, es que había sido líder de una pandilla de niños en las calles de Daivan. Con sigilo, como el de un gato, camino hasta estar frente al otro chico, parecía estar dormido, por lo que solo sonrió con malicia en su fino rostro. Iván y él nunca se habían llevado bien, pero ahora debía llevarse bien con los demás para poder salir de ese lugar de una vez por todas y poder convertirse en jefe. Así los demás tendrían que seguir sus ordenes y no al revés. El rubio se subió a la cama y paso un pie por el cuerpo del otro, hasta que sus rodillas quedaron a ambos lados del cuerpo del otro.

Sus ojos se entrecerraron y se agachó un poco, ninguna parte de su cuerpo tocaba al otro, Gian siempre había tenido suerte, pero no era muy fuerte o sea que no podría agarrarle, aunque su idea solo era molestarle. El rubio se quedo mirando fijamente el rostro del otro, aun siendo más joven el chico tenía facciones varoniles, que le hacía atractivo, seguramente en Daivan había sido bastante famoso entre las chicas.-Hm…-Sonrió negando y llevo su dedo índice al pecho del otro, picándole y moviéndolo en círculos.-Ivááán~.-Canturreo casi haciendo un mohín mientras aun miraba el rostro del otro.-Juega conmigo, me aburro…-Dijo susurrando esta vez en su oído y mordiéndole el lóbulo de la oreja. Seguramente el otro se levantaría rápidamente, por lo que se apartó hacía atrás quedando aun con las rodillas a ambos lados del cuerpo del otro.

avatar
Natsume Takashi
White Card
White Card

Masculino Uke
Rol : 12


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fun, luck and other things [Yaoi] [IvanxGian] [Lucky Dog]

Mensaje por Dark el Sáb Ene 19, 2013 7:22 pm

  • Game: Lucky Dog
  • Nombre: Iván Fiore
  • Edad: 22 años
  • Apariencia:
    Spoiler:
Se dejó caer en su cama, podía sentir algunos resortes salidos del colchón pero no le importó, él observó al techó por un segundo, el maldito techo gris y con grietas, había una polilla volando y buscando alguna luz, se volteó enseguida, con el rostro frente a la pared, una pared tan gris como el techo, casi como una jaula de ratón. -Tch.- Se escuchó en medio silencio, como un quejito y después, cerró los ojos. Últimamente había permanecido sin llamar la atención, solo quieto, hablando con algunos reclusos de las plantas bajas, un tipo como él tenía ciertos privilegios en ese lugar, y era visto y respetado por algunos por ser uno de los capitanes del CR:5, siempre le había gustado tener altos mandos y ser reconocido. Lo que no podía entender (o quizás aceptar) es como ese maldito de Gian Carlo podía estar en las profundidades de la “cadena alimenticia” y subir a la cima de un salto. Era un maldito perro con suerte. Le envidiaba, pero solo un poco.

Con un molesto pensamiento se adentró en sueños. Sueños borrosos que le traían escenarios color sepia de las callejuelas de Daivan, las risas de los niños que habían quedado en medio de una disputa entre CR:5 y GD, la sonrisa de una pequeña niña, todo junto en un remolino de imágenes que pasaban rápidamente como una película antigua. Terminó en un profundo descanso, su rostro se suavizó y parecía notarse que al final había encontrado un buen sueño que le arrullaba. Su respiración tranquila, la manera tan liberal en la que se daba una oportunidad para dormir, le daban a él, una pinta de joven despreocupado, como una presa a la intemperie.

A los movimientos de su cama no les tomó importancia, o quizás no los notó, pues el chico siguió hundido en un sueño pacifico, incluso podría decirse que bueno. No había pensado que alguien pudiera meterse en su celda de aquella manera tan imprudente y libertina en la que Lucky Dog irrumpió. Ni siquiera imaginó que el rubio, quien debía estar ocupado en idear una manera para sacarlos de ahí, le vendría a visitar. ¡Joder! ¡no lo hubiera esperado ni en broma!

El susurro le estremeció, el aliento que golpeó su oído le obligó a reaccionar de aquella manera sin darse cuenta, su cuerpo respondía solo (sin su permiso) cuando la conciencia del individuo todavía yacía sumida en un mar de sueños junto al dios Morfeo. Se removió un poco, esa voz, “sensual” y lejana le trajeron sólo un rostro a la mente, y cuando de pronto sintió una tibia sensación en su oreja que le provocó un suspiro ahogado, abrió los ojos lentamente, y frente sobre él encontró a Gian Carlo. Le costó 43 segundos asimilarlo, 43 segundos observando esa sonrisa divertida que tenía tatuado el rubio en su rostro. Iván se despertó por completo y precipitadamente se levantó, tirando al otro de la cama y de paso cayéndose él. En el suelo y alejándose del opuesto hasta la pared se llevó una mano a la oreja mordida, con un rostro completamente rojo y señalándole acusadoramente.

-¡T-Tú! ¡¡Maldito Homo!!- Gritó enseguida, todavía estaba absorto de la impresión. No había acabado de espabilarse. -¡Mierda! ¿Qué jodidos haces en mi celda?- Inquirió, todavía desde una de las esquinas de la habitación, como si acercarse al rubio significaría adquirir s-su… su gusto por los hombres(?).


{Dark}


"…Se extravió por desfiladeros de niebla, por tiempos reservados al olvido, por laberintos de desilusión. Atravesó un páramo amarillo donde el eco repetía los pensamientos y la ansiedad provocaba espejismos premonitorios…"
avatar
Dark
Purple Card
Purple Card

Masculino Suke
Rol : 17


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fun, luck and other things [Yaoi] [IvanxGian] [Lucky Dog]

Mensaje por Natsume Takashi el Sáb Ene 19, 2013 8:13 pm

Anime/Manga/Game: Lucky Dog
Nombre y Apellido: Gian Carlo Borboun del Monte/ Gian
Edad: 25 años.
Apariencia: >> Mi baby <<

Hizo un globo con el chicle mientras se quedaba observando aquel rostro tranquilo, Iván Fiore no era el más tranquilo de todos los capitanes del CR:5, para el siempre había sido un idiota impulsivo, al cual le gustaba molestar. Y esa ocasión no la iba a desperdiciar; cuando el globo exploto el volvió a masticar el chicle. Cuando Bernardo no le daba chicles, se conformaba con los cigarrillos, aun cuando el no era un fumador propiamente dicho. Sus ojos dorados observaban el rostro de su presa, el cual estaba tan tranquilo como un niño con buenos sueños. Una sonrisa maliciosa y divertida estaba en su rostro y de un momento a otro había empezado su diversión.

Solo había sido unos movimientos y un mordisco en la oreja, pero pudo sentir los movimientos del mayor (en altura) y como sus ojos se abrían, chocando con los suyos propios, aquella sonrisa divertida no desaparecían de su cara, aun sabiendo que podía estar en problemas y cuando el otro pareció reaccionar y se levánto tan precipitadamente a Gian no le dio tiempo de reaccionar que cayó, al suelo golpeando su cabeza, soltando un quejido por el golpe, aun quedando tumbado en el frío suelo de la celda.-Duele…-Se quejó llevando su mano a su cabeza mientras se la sobaba y entrecerraba los ojos, sentándose en el suelo y mirando en una esquina, como un cachorro asustado a Iván, señalándole y gritándole. Aquel rostro rojo del mayor hizo que el rubio moviera la cabeza aun lado y entrecerrará sus orbes; las palabras del otro no le molestaban, ya las había escuchado muchas veces.

Rió, Gian solo pudo reír con diversión levantándose.-Que divertido Iván, es por eso que eres tan idiota…-O inocente, el mismo no se consideraba homosexual, aunque no se le daba bien interactuar con las chicas, pero realmente nunca se había enamorado o había sentido algo por alguien, ni de su mismo sexo ni del contrario. Se podría decir que era bisexual, aunque realmente nunca había tenido ninguna experiencia sexual ¿Qué es lo que pensaba Iván entonces? Nuevas ideas surcarón su mente y una nueva sonrisa se poso en su rostro; a veces la inteligencia ganaba sobre la fuerza y la suya siempre solía hacerlo.-¿Tan malo es que me gusten los hombres?-preguntó de manera divertida y después se levanto; su traje de prisión se bajo un poco, dejando ver el tatuaje de la familia a la que pertenecía, aquella por la cual estaba en prisión.-¿Por qué estoy aquí?-preguntó lo mismo que el otro y se acerco con pasos tranquilos al mayor, sus ojos dorados estaban fijos en el otro y cuando estuvo frente al otro se acuclilló, poniendo sus brazos en sus piernas y cerró los ojos.

-Me aburro, Mr. Fiore~.-Dijo sabiendo que era así, como el mayor quería ser llamado muchas veces y como… el se lo llamaba de burla. Se puso de rodillas en el suelo y con sus manos las apoyó en la pared, cada una ambas aun lado del cuerpo del mayor; su rostro se acercó al del mayor y aunque parecía que le besaría solo le sopló.-Mr. Fiore… ¿No tiene nada para mi?-se refería a los datos, más o menos necesitaba información para poder huir de la prisión. Joshua, el carcelero con el que mejor se llevaba, no se la daría, a Lloyd ni loco se la pediría, ese tipo era un pervertido.-Eres tan divertido, Mr. Fiore.-Y en ese momento sus dientes mordieron levemente la piel del cuello del otro, dejándolo y levantándose, como si nada pasará. Puso sus manos tras su nuca, su chaqueta se levantó un poco, dejando ver parte de la piel de su estómago. Gian era delgado y no era muy fuerte, por eso no solía meterse en peleas.



avatar
Natsume Takashi
White Card
White Card

Masculino Uke
Rol : 12


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fun, luck and other things [Yaoi] [IvanxGian] [Lucky Dog]

Mensaje por Dark el Sáb Ene 19, 2013 10:04 pm

  • Game: Lucky Dog
  • Nombre: Iván Fiore
  • Edad: 22 años
  • Apariencia:
    Spoiler:
Lo veía sentado desde su actual esquina, sobándose la cabeza por el golpe que había obtenido al caer de la cama, o más bien, al ser tirado violentamente cuando Iván se había levanto de esa manera tan apresurada y precipitada. Verle en frente le había asustado de verdad, principalmente porque no había esperado que al despertar se encontraría con Gian Carlo sobre él. ¡Esa imagen mental no le abandonaba! ¡Demonios! ¿Qué tenía ese tipo en la cabeza? Él debería estar planeando una ruta de escape antes de que trasladasen a Giuilio a otra cárcel, de ser así, la condición del Cappo no se cumpliría y Gian Carlo habría perdido la posibilidad de ascender a jefe del CR:5. ¡Joder! Detestaba que alguien no tomara en serio esa oportunidad de oro.

Desde su posición veía con exactitud el entrecerrar de ojos del rubio. ¡Maldito! ¡Se estaba divirtiendo con él! -¿Cabrón, qué dijiste? Recuerda que mientras no nos saques de aquí tú sigues teniendo el rango más bajo de los capitanes.- Y solamente eso ponía a Iván, automáticamente en una posición mayor que la del otro. Dentro de cárcel sería así, eran las reglas. Ambos pares de ojos seguían conectados, dorado y plateado, dos colores completamente contrarios. El rostro de Iván debía ser muy gracioso, porque Gian no paraba de reír divertido y el menor en edad estaba que sacaba humos por la cabeza.

Maldición, no era eso, es que no podía imaginar que dos hombre pudieran hacerlo. ¡Mierda! ¡No! Un escalofrío helado le cruzó por la espalda, y a su mente acudió aquella vez donde había visto a Bernardo y Gian tan melosamente que casi le salía salpullido de solo mirarles, naturalmente Iván salió huyendo de ahí para no ver más de esa escena ¡re-repulsiva! -¡Claro, tío!- Lo normal era un hombre y una mujer. ¡Un hombre y una mujer! ¿Es que acaso no eran normales?
-¡Pero ahora me importa una mierda tus preferencias! ¡Aléjate de mí!- Le dijo sin dejar de señalarlo, mientras le veía acercarse, Iván ya no podía hacer nada más para retroceder, la pared tocaba su espalda. ¡Oh, si le tocaba!, si le tocaba con las manos que habían rosado a otro hombre… ¡No quería ni imaginarlo!

Y aunque lo había advertido, cuando Gian Carlo estuvo cerca, Iván sólo pudo mirarle, cada moviente de sus labios, el parpadear de sus ojos, la forma divertida y sugerente con la que entrecerraba su mirada. Ese maldito rostro lindo frente al suyo le obligaron a sonrojarse, su corazón, palpitante y desbocado le brincaba del pecho. Cerró los ojos al soplido y la pregunta para él pudo imaginarle otro significado. ¡Maldición! ¡Ese condenado de Lucky Dog se estaba burlando de él! ¡Oh, joder! La mordida casi le sacaba un jadeo, su cuerpo, claramente respondía a los estímulos, podía sentir que le quemaba, y que eso tenía el poder de calentarle la sangre, la cabeza y algo más bajo el vientre.

En cuando el rubio se levantó y le dio la espalda para alejarse, Iván le jaló del pie, tirándolo al piso en seguida, colocándose sobre él con habilidad y rapidez, una mano presionando su barbilla bastó para mantenerlo inmovilizado. Lucky Dog no era muy fuerte físicamente, lo que él tenía era inteligencia y suerte. Joder, maldito suertudo. -No te burles de mí, a comparación eres el novato.- Entrecerrando los ojos, todavía era su superior, todavía tenía poder sobre él, el que debería estar jugando era Iván. Los años de diferencia no contaban cuando tenía un rango mayor… poco, pero seguía siendo mayor.

Los ojos plateados de pronto observaron el tatuaje de Gian y después le soltó.
-Respeta a tus superiores. ¡Y demonios! ¡Deja de nombrarme de esa forma! Si lo dices tú suena a burla.- Se fue a sentar a su cama y se tocó el cuello mientras se sobaba como si algo le quemase. ¡Mierda, todavía sentía los labios de ese tipo en su piel. Oh, ¡No! ¡Por supuesto que no! ¡No estaba teniendo deseos por otro hombre! Aunque Gian, claramente tenía el cuerpo esbelto y el rostro lindo tanto o más que el de una chica. -Todavía no tengo nada para ti, cuando lo tenga te lo llevaré, ahora sal de mi celda.- Siseó dando la orden, señalando la puerta, enseguida se tumbó otra vez en su cama, colocándose en posición fetal y mirando hacia la pared, maldición, las caricias de un hombre le habían provocado. Hola, humillación.


{Dark}


"…Se extravió por desfiladeros de niebla, por tiempos reservados al olvido, por laberintos de desilusión. Atravesó un páramo amarillo donde el eco repetía los pensamientos y la ansiedad provocaba espejismos premonitorios…"
avatar
Dark
Purple Card
Purple Card

Masculino Suke
Rol : 17


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fun, luck and other things [Yaoi] [IvanxGian] [Lucky Dog]

Mensaje por Natsume Takashi el Dom Ene 20, 2013 8:24 am

Anime/Manga/Game: Lucky Dog
Nombre y Apellido: Gian Carlo Borboun del Monte/ Gian
Edad: 25 años.
Apariencia: >> Mi baby <<

Lucky Dog, así era como todos le llamaban por su buena suerte, desde que era pequeño siempre había logrado salir de todo, como no sabía quien era su familia había estado en un orfanato desde que era un bebé hasta los 15 años, cuando empezó a vivir por las calles, a los 16 se metió como un miembro del CR:5 conociendo a los demás (sin ser a Bernardo que ya lo conocía) y después de eso, se encontraba ahí, en la prisión con mayor seguridad del estado, pero su sobrenombre no era solo porque era astuto como un zorro, si no porque en verdad ya tenía varias cosas para poder salir de ese lugar donde también había gente de una mafia enemiga. Sus ojos dorados miraban aquellos plateados que parecían estar asustados por sus acciones y eso de algún modo le parecía sumamente divertido.

-Si, lo sé, lo sé ¿Y? Seguimos estando en la prisión, pero dentro de unos días, nos largaremos.-Aunque ya fuera un capitán, si el de más bajo rango e Iván seguía estando más alto que él, pero no le importaba. A Gian le encantaba hacer bromas y molestar, siempre era así, alguien que no parecía estar triste o desanimarse ¿Y para qué? Eso al fin y al cabo no llevaba a nada. El rostro del otro le daba risa, sabía que Iván muchas veces no aceptaba ni admitía las cosas, de algún modo al rubio siempre le había gustado ver ese sonrojo en la cara del mayor, era divertido y al peliplata le daba ese toque de… de atractivo, por así describirlo. Una risa divertida y desdeñosa escapo de sus labios escuchando al otro; sus hombros se alzaron como si no le importará lo que el otro dijera.

-Oh, ¿Pues sabes algo? A mi no me importan si un hombre esta con otro hombre, lo veo lo más normal del mundo.-Afirmó mientras se acercaba al otro, hasta estar frente suyo y ponerse a su altura, sin hacer caso de sus palabras. Era alguien que en verdad poco le gustaba recibir ordenes, solo las cumplía cuando decían el código y eso es porque debía hacerlo, pero si no, no. Soplo en el rostro contrario, observando como cerraba sus ojos y después mordió levemente su cuello, sin hacerle daño o dejarle marcas, aunque… hubiera sido divertido dejarle alguna, pensó mientras se levantaba de lo más normal y se volteaba; iba a dar un paso cuando sintió como su pie era agarrado y le habían jalado, haciendo que volvierá a caer al suelo; el aro que llevaba colgado al cuello hizo un ruido seco cuando choco contra el suelo y Gian maldijo a Iván por dentro ¡¿Es que era idiota?! ¡Eso había dolido! Se volteo para encararlo, pero el otro se había posicionado sobre él, inmovilizándolo; entrecerró los ojos, a veces odiaba la fuerza que el otro tenía, cuando el no poseía la suficiente fuerza para golpearle o moverse. Gian Carlo, no era de las personas que solían golpear por lo que no tenía mucha fuerza, cuando era joven muchas veces se habían metido con el por eso, diciendo que parecía una chica.

-No me burlo, me divierto, que es distinto, Mr. Fiore.-Dijo e hizo un globo con la goma de mascar como si en realidad no pasará nada, no tenía miedo del peliplata; sabía que si le hacía algo el otro no podría salir de prisión ni siquiera con sus secuaces o abogados. Y ahora que lo pensaba Iván últimamente estaba mucho con esos tipos arrogantes de la DG, seguramente para sacar información; cuando el otro le soltó solo se quedo observando como se iba a sentar a su cama, tocándose el cuello.-Los respeto, fuiste tú el que no me hiciste caso en primera.-Advirtió mientras se levantaba también, a la orden dada solo volvió a llevar sus brazos tras su nuca, mientras observaba como el otro se tumbaba en la cama. Cual gato, con sigilo se acercó hasta el otro y pico con su dedo la mejilla del mayor.-Vendetta, de esta me vengaré, o sea que ten cuidado, Iván.-Dijo sonriente y es que el jugar con el mayor no se había acabado, tenía una idea muy buena, solo debía pensar como la haría y es que no se iría de esa cárcel sin hacer lo que tenía planeado.-A più tardi*, Iván.-Dijo en italiano y se volteó, saliendo de la celda.-A propósito, no te juntes mucho con los de DG.-Volvió a caminar por los pasillos de prisión.


[*Nos vemos más tarde = Creo que así se escribe en italiano oxo o por lo menos es lo que encontré xDD]
avatar
Natsume Takashi
White Card
White Card

Masculino Uke
Rol : 12


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fun, luck and other things [Yaoi] [IvanxGian] [Lucky Dog]

Mensaje por Dark el Dom Feb 03, 2013 10:05 pm

  • Game: Lucky Dog
  • Nombre: Iván Fiore
  • Edad: 22 años
  • Apariencia:
    Spoiler:
Él no dudaba de la suerte y astucia de la que gozaba Gian Carlo, en el CR:5 era conocido por eso, incluso el Cappo tenía bien sabidas sus habilidades, y las reconocía, de modo que ahora le había dado la oportunidad de dar un salto enorme del más bajo capitán hasta el jefe de la familia. ¡Nadie tenía esa oportunidad tan a la ligera! No cabía duda que ese rubio había nacido con un extraño don llamado suerte, de modo que las cartas de la victoria se inclinaban a su favor. Iván no intentaba desacreditarlo, pero ese hombre siempre se las ingeniaba para burlarse de él, y eso no molestaba a Iván, le enfurecía. ¿A quién le agradaba ser objeto de burla? Al menos el peliplateado no era precisamente conocido como masoquista. Respetaba y quería ser respetado. Era una burla que el otro le viera de aquella manera tan divertida cuando Iván tenía un puesto mayor. ¿Es que acaso se trataba de la edad? De sólo pensar que podría tratarse eso se le retorcía el estómago de furia.

Se oía tan seguro en su hablar… Iván imaginó que Gian ya tenía una buen plan para poder salir de ahí, y por el momento Iván ya no tenía más información que darle, con la que le había entrado aquella otra vez era suficiente, era lo más detallada posible. Gian Carlo incluso dijo haberla memorizado y quemado la evidencia. Esperaba que fuera cierto, porque obtenerla no había sido tan fácil como el otro hubiera creído. ¡Tuvo que usar su nombre para ello! Mientras todo saliera bien, no habría problema. Parecía que el rubio ya había comenzado a mover las piezas. Aunque Iván todavía no tenía idea de qué manera saldrían de la cárcel. Supuso que sería “interesante” descubrirlo en el momento en el que deban ponerse en marcha con el plan que Gian haya ideado.

-Joder.- Y seguían con lo mismo. ¿Estaba de más decir que ese tipo de temas no le iban a Iván? -Es porque tú eres un tipo extraño.- Le dijo de entrada. No, no, no, no quería recordar esos extraños encuentros afectuosos entre Gian Carlo y Bernardo, le ponían chinita la piel, piel de gallina, sí. ¿Qué sentirían en esa extraña conexión? Imaginarlo al chico le causaba escalofríos, aunque extrañamente, asco no. Era como si el tema de la homosexualidad fuera un tabú para el muchacho. No era normal, dios, ¡no lo era! ¿Qué podría tener de normal dos tíos haciéndolo? (¡Besándose, besándose!). Eso le llegaba a preguntarse desde cuando Bernardo y Gian Carlo llevaban una vida tan cariñosa como lo había visto con anterioridad.

Una vez en el suelo, como si con eso pretendiera mostrar que podía silenciarlo en cualquier momento si se lo propusiera. Él vio los ojos color miel de Lucky Dog, y ese globo hecho de goma de mascar. Al más alto entre ellos le palpitó la venita de la desesperación. ¡Claro que era lo mismo! De todas formas el único que salía riendo era ese maldito rubio. Desde que le vio en esa cárcel no había observado otra expresión en ese rostro más que aquella sonrisa idiota, tatuada, imborrable. Gian no le caía mal en realidad, lo que chocaba consigo era esa personalidad que no le respetaba. Ah, y esas cosas raras que seguramente hacía con el peliverde de rango mayor.

Del suelo a su cama de nuevo, queriendo evitar al otro. Era su celda. ¿Es que acaso no podía permanecer tranquilo en su propia celda? Estaba dormido, ¿no pudo esperar hasta más tarde? Cualquiera que viera la situación concluiría que Gian Carlo solo estaba ahí para divertirse con las expresiones de Iván. El chico de cabellos plateados gruñó, como un león molesto, mirando la pared junto a su cama. Le sujetó de la muñeca cuando sintió el piquete en su mejilla. -Ya cállate y vete.- Le dijo, ahorita mismo ya tenía otro problema y por Dios que no deseaba por nada del mundo que Gian Carlo permaneciera otro segundo más en su celda. Por algo estaba en forma fetal y acostado sobre su cama. No le volteó a ver, pero supuso que el rubio respetaría su última voluntad. -No me des ordenes.- Le dijo por último. No iba a responder en italiano, él lo entendía pero no era muy bueno en ello. No perdería más orgullo del ya caído.


{Dark}


"…Se extravió por desfiladeros de niebla, por tiempos reservados al olvido, por laberintos de desilusión. Atravesó un páramo amarillo donde el eco repetía los pensamientos y la ansiedad provocaba espejismos premonitorios…"
avatar
Dark
Purple Card
Purple Card

Masculino Suke
Rol : 17


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fun, luck and other things [Yaoi] [IvanxGian] [Lucky Dog]

Mensaje por Natsume Takashi el Vie Mar 15, 2013 10:19 am

Anime/Manga/Game: Lucky Dog
Nombre y Apellido: Gian Carlo Borboun del Monte/ Gian
Edad: 25 años.
Apariencia: >> Mi baby <<

Desde aquel día en el que se conocieron, Gian Carlo supo que ese chico sería muy diferente a él y que no le gustaba ser molestado, pero aun así él (Gian) lo hacía constantemente, molestaba al de cabellos plateados tanto como quisiera. Al rubio no le caía mal Iván, no lo conocía lo suficiente para saber bien como era, pero algo era seguro y es que al peliplata no le gustaba su suerte, como a muchos otros; el sabía bien que muchas personas lo matarían por obtener su codiciada fortuna, pero nadie lo había conseguido aún. El no creía en la suerte, si, siempre había conseguido todo, escapar de la cárcel, salir ileso de un accidente, incluso podía encontrar objetos perdidos y cuando el colgante de su madre desaparecía lo encontraba días después, pero para él no era más que una mera coincidencia, aun así, se le había quedado el apodo de Lucky Dog, perro con suerte.

Su cabeza se inclino aun lado mientras cerraba los ojos, recordando por donde huirían, esperando que todo el plan saliera bien, no era la primera vez que escapaba de esa prisión pero hacerlo solo era muy distinto a huir junto a 4 capitanes de la mafia que en cualquier momento lo podrían traicionar, porque si, Gian Carlo podría tener siempre una sonrisa divertida en su rostro, pero también era bastante desconfiado y más con esa huida. ‘’El precio de la traición será más pesado que la muerte’’ en ese momento esas palabras resonaron en su mente; tenía claro que si lo traicionaban lo mataría y el no tendría mucho que hacer contra 4 tipos que realmente si sabían luchar. A veces odiaba no ser más fuerte, pero siempre había creído que la violencia era algo malo. Era mejor dialogar primero y si no se conseguía algo con palabras pues hay si meterse en la acción a forma de golpes o de tiroteo, lo que cuadrará.

-¿Soy extraño?-pregunto mientras hacía un mohín en su rostro y llevaba su dedo índice a su mentón mientras lo pensaba ¿Era extraño que a una persona le gustará alguien de su mismo sexo? Bueno si, en esa época no era habitual que un hombre estuviera junto a otro; dio un ligero suspiro mientras cerraba los ojos y después volvía a ver al mayor, agito su mano como si estuviera espantando moscas.-Me gustan las mujeres, pero realmente me da igual si es un hombre, igual ¡Nunca me he enamorado!-confeso mientras sonreía. En el orfanato en el que había estado solía escaparse bastante, fue en una de esas escapadas donde había conocido a Bernardo, tiempo después a los 16 años, lo volvió a encontrar en el CR:5, donde también conoció a Iván y después más tarde a Luchinno, el último en conocer fue Giulio quién le parecía un tanto extraño ¿A qué persona normal le gusta jugar con cadáveres? Un escalofrío recorrió su espalda mientras aún miraba al otro de una manera un tanto divertida.

Aun estando en el suelo seguía estando tranquilo mientras mascaba el chicle. Gian era una persona sonriente y animada, también bastante inteligente y a veces algo impulsiva, era por eso que realmente casi nunca se le veía mal. Había aprendido varias cosas a lo largo de su vida, una de ellas es que llorar y deprimirse no servía de nada y la otra era que si querías conseguir algo debías conseguirlo por ti mismo, eso si no tenías la suerte de un demonio como él, era por eso que siempre sonreía como un idiota, como si todo estuviera bien y no le pasará nada malo. Aun así, no tenía motivos para deprimirse o no estar sonriendo. El mayor poco tiempo después se quito de encima suyo y se fue a tumbar a la cama, ocasión que el rubio aprovecho para hacer alguna de las suyas, levantándose y acercándose al otro, picando su mejilla, realmente era divertido ver las reacciones y los sonrojos en el rostro de ese chico.

-Eres aburrido.-Dijo sintiendo como el otro había cogido su muñeca para que le dejará de molestar; cuando le soltó solo llevo sus manos tras su nuca como si fuera un apoyó y se volteó. Decía que el otro era aburrido, pero siempre le iba a molestar, como una especie de juego.-Claro, claro.-Dijo como si nada mientras caminaba hasta la puerta de la celda saliendo de ella, pero había echado un último vistazo al peliplata. Realmente no entendía esa sensación de querer molestarle cada dos por tres. Negó ligeramente con la cabeza y se dedico a caminar por los pasillos de la prisión, en ese momento todas las puertas de la celda estaban abiertas por lo que podía ver quienes estaban dentro o fuera de ellas. El salió al exterior mirando el cielo azul de la tarde y camino hasta la parte trasera de la prisión, donde no había absolutamente nadie a esa hora y de algún modo lo agradecía. Se estiró y se apoyo en la pared, resbalando por esta hasta acabar sentado, sus ojos dorados se cerraron, dormiría un poco en ese lugar.

‘’Nunca me he enamorado.’’

Esas palabras resonaban en su mente, como si no quisieran desaparecer de ella.


avatar
Natsume Takashi
White Card
White Card

Masculino Uke
Rol : 12


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fun, luck and other things [Yaoi] [IvanxGian] [Lucky Dog]

Mensaje por Dark el Mar Mar 26, 2013 9:58 am

  • Game: Lucky Dog
  • Nombre: Iván Fiore
  • Edad: 22 años
  • Apariencia:
    Spoiler:
Sí, un jodido y maldito tipo extraño que hacía cosas todavía más extrañas con… con… ¡Con Bernardo! Alguna vez Iván se había hecho la idea de que Bernardo era tan amable y familiar con Gian porque estaban ligados de una manera más profunda que solo colegas, eran… eran… ¡Eran amantes! Sí ¡Eso eran! Se abrazó a mismo sintiendo su piel estremecerse de una sensación poco grata de solo imaginarles tan cerca que sus alientos chocaban. ¡Oh Dios! ¡¿Cómo podían existir individuos en la tierra que les sentara mejor un cuerpo masculino a uno femenino?! Aunque a Iván le iba y le venía lo que hicieran los demás, que fueran dos personas que conociera… no, es decir, el solo hecho de que se trataba de Bernardo y Gian Carlo le obligaba a no omitir el hecho como lo haría normalmente con sujetos X.

De todas formas… ¿Qué hacía el maldito de Lucky Dog platicándole de esas cosas? No es como si a Iván le importara su vida amorosa… ¡Jah! Sí, cómo no, se la pasaba espiándolos cuando se los encontraba por ahí, pero eso no quería decir que le interesara, ¡Sólo le causaba repulsión! En dado caso, Iván tampoco había experimentado eso llamado “amor”, las palabras “enamorado” y “enamorarse” salían fuera de su vocabulario. Iván siempre había sido un joven que se preocupaba más por asuntos serios, más de acción y menos de romanticismo. Joder, en esa maldita vida uno no tenía tiempo de fantasear con el amor. Eso era de nenazas.

Todavía el rubio se había atrevido a decirle que le gustaban las mujeres, sería bueno que eso se lo dijera a Bernardo ¡No a él (Iván)! Iván no es el que hacía escenas escalofriantes y homosexuales frente a los demás. Nuevamente al menor entre ellos le dio un escalofrío y se sintió enfermo, casi su rostro se ponía azul de remunerar todas las escenas que había visto entre esos dos. El joven no conocía a nadie más que tuviera esos gustos extraños como los que tenía Gian.

Después de ese “eres aburrido” el capitán de menor rango había salido de la celda, dejando al peliplata solo, justo como Iván lo había demandado desde un principio. Cuando no hubo más sonidos a su alrededor pudo liberar un suspiro reprimido, y de alivio al final. Dejó de abrazar y presionar su estómago estando en posición fetal. Esa maldita sensación seguía en su oreja, como algo que le quemaba a pesar de que no tenía nada ahí. El susurro, la mordida. Iván tenía que atender su vergonzoso problema ahí bajo su vientre. Ya no podría dormir, no después de esa perturbadora interrupción.

No pensaría el porqué de su problema, él no era gay, no, claro que no, sólo había sido estimulado al creer que era una chica la que estaba con él… ajá… sí, bien, no importaba la razón, lo que importaba es que eso le hacía sentirse terriblemente avergonzado, su orgullo había caído de la torre más alta del mundo y una vez impactado con el cemento se había partido en miles de trocitos que luego un perro pisó. De solo pensar en un canino se le venía a la mente ese maldito de Gian Carlo.

¡¡Aahgg!! –bufó de molestia y mejor se dedicó a atender su erección. Al cabo de un rato por necesitada de limpieza (no podía ir con semen en la mano por todos lados) se fue a los baños y se tomó una ducha en compañía de los que estaban ahora ahí, algunos de sus contactos y otros que le tenían sumo respeto. Iván se sentía bien al tener personas que le respetaban, que confiaban en él, que le veían como una autoridad, porque después de todo él se había ganado el lugar que tenía, él no dependía de la suerte como algunos otros.

Una vez fuera del baño, con el cabello húmedo y un olor agradable del shampoo “ilegal” que un camarada le había pasado, ahora él despedía un aroma a menta y eucalipto, le gustaba porque por donde quiera que caminara lo olía, y se sintió un poco gay por eso. La hora del receso se acercó, así que los guardias se encargaron de que todos los internos salieran al exterior, a los patios. Unos se ubicaron en la cancha de baloncesto para jugar un rato, por el contrario, Iván se fue a perder a la reja donde podía sentir el viento del exterior golpear su rostro, uno de los lugares que hacían sentir a uno libre a pesar de que todos ahí eran ratas en jaulas.

Junto a la esquina donde comenzaba la pared y también el pedazo de reja se hallaba un rubio descansando. Oh, si era el maldito Lucky Dog. A Iván solo se le ocurrió pagarle con la misma moneda, así que se acercó y cuando estiró la mano, estando a punto de tocarle le vio moverse, lo que le asustó, ¡Creía que estaba dormido! ¡Joder! Oh, lo estaba… solo se había removido. Iván se agachó un poco, apoyando sus brazos en sus piernas, quedando de cuclillas frente al otro… Gian parecía tan… tranquilo y… tenía un rostro jodidamente femenino, por no decir lindo. Le miró curioso, como pocas veces él miraba algo. Se podía ver su ceja arqueada ligeramente.


{Dark}


"…Se extravió por desfiladeros de niebla, por tiempos reservados al olvido, por laberintos de desilusión. Atravesó un páramo amarillo donde el eco repetía los pensamientos y la ansiedad provocaba espejismos premonitorios…"
avatar
Dark
Purple Card
Purple Card

Masculino Suke
Rol : 17


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fun, luck and other things [Yaoi] [IvanxGian] [Lucky Dog]

Mensaje por Natsume Takashi el Mar Abr 16, 2013 4:23 pm

Anime/Manga/Game: Lucky Dog
Nombre y Apellido: Gian Carlo Borboun del Monte/ Gian
Edad: 25 años.
Apariencia: >> Mi baby <<

Gian nunca entendió porque Iván tenía tanto problema con Bernardo y él, además no es que hicieran nada malo y aunque solían gastarles bromas haciendo que eran amantes y se gustaban… ¡No lo eran ni sentían nada el uno por el otro! Solo eran amigos de la infancia. Gian Carlo había conocido a Bernardo cuando estaba en el orfanato, un día por la tarde se había vuelto a escapar de la supervisión de aquella maestra que no le agradaba mucho y solía decirle que debía comportarse correctamente y no hacer tantas travesuras, pero el ese día (y como otros más) no había echo caso y se había escapado a las carreras por la calle por donde se sentía tan libre. Siempre había dicho que estar por las calles eran lo mejor ya que aprendías y te divertías, lo bueno era que el siempre tenía buena suerte, aunque no lo creía bien eso, aun en ese momento. Fue mientras corría que había chocado contra alguien, haciendo que cayeran los dos al suelo y cuando sus ojos dorados se abrieron se quedo mirando a un chico unos años mayor que él, de ojos verdes y un cabello verde un tanto largo. El rubio como si nada se había levantado con la gracilidad de un gato y extendió su mano al otro mientras le sonreía, el peliverde la había cogido y desde ese día fue cuando se empezaron a ver y a conocerse; después cuando Gian entró en el CR:5 volvió a ver a Bernardo, observando que era uno de los capitanes. Eso si, aunque eran amigos, Gian siempre supo que Bernardo no se fiaba de él, ni tampoco confiaba mucho en él, pero era bueno para gastarle bromas a Iván, cosa que realmente amaba y disfrutaba.

Amor, esa palabra que muchos conocían y otros tantos no; el nunca jamás había sentido amor hacia alguien, ni de su mismo sexo ni de las mujeres; Gian nunca se había enamorado por lo que no reconocía el sentimiento ni lo que te hacía cuando te gustaba una persona ¿Algún día lo sentiría? ¿Se enamoraría algún día? No estaba seguro, y preferiría que no fuera así porque de serlo debería dejar alguna de las cosas o la mafia o a esa persona. Estar en la mafia de CR:5 no era muy fácil, había muchos enemigos al acecho, también muchas personas asesinaban a las familias de los integrantes de los de CR:5 y sobre todo los de DG, esos tipos que no le agradaban en lo más mínimo. Se creían superiores solo por ser una banda que luchaba contra los de CR:5. Ahora se preguntaba como iría todo en Daiván y como estaría el viejo Cavalli y el jefe, aquella persona que lo encontró. Alzó una ceja mirando a Iván preguntándose si alguna vez se había enamorado y después solo se volteó, diciendo unas palabras de una extraña despedida.

No conocía la historia de Iván, solo sabía que había habido una pelea y el después de eso se había metido en el CR:5 consiguiendo ser el capitán número 5 de ellos. No negaba de las habilidades del peliplata, solo sentía que aun le faltaba algo que no tenía, como el no ser tan impulsivo y caer siempre en las bromas. Mientras caminaba una pequeña sonrisa divertida se posó en su rostro ¿Cuándo es que había comenzado a gustarle el molestar al capitán número 5? No lo sabía, quizá desde aquel día en el que lo había visto por primera vez y pudo contemplar que se enfadaba bien rápido. A Iván le faltaba ser más tranquilo, pero aun era joven, quizá era por eso que siempre se enojaba tan rápido con las pequeñas cosas. Vale, las bromas y juegos que hacía no siempre ayudaban a que el otro estuviera tranquilo, pero era un maldito suplicio no poder gastarle a lo menos en el día una broma ¡Lo era! Negó mientras caminaba hasta el patio trasero, donde se apoyó en la pared y fue resbalando hasta quedar sentado; poco a poco y con el suave viento que hacía y mecía sus cabellos se acabo quedando dormido, sin darse cuenta de nada.

Gian siempre había sido lindo físicamente y su personalidad divertida y siempre sonriente contrastaba con su físico. Recordaba muchas veces que los niños del orfanato solían decirle que parecía chica, el simplemente les ignoraba. Seguramente se parecía a su madre, la persona que le había dejado su colgante y la única cosa que tenía de ella. A veces (como en ese momento) podía ver a una mujer de espaldas con un largo vestido blanco y un cabello rubio tan dorado que los rayos del sol le envidiaban y muy largo que parecía llegarle más abajo de la cintura. El siempre se pregunto como habían sido sus padres, ya que no los recordaba. Mientras el seguía durmiendo tranquilamente, no se había dado cuenta de que Iván se había acercado a él, ya que seguía tranquilo durmiendo, aunque en algunos momentos se removía por el sueño tan extraño que tenía; en el cual estaba en el orfanato y siendo un niño pero podía ver a los capitanes del CR:5 siendo adultos, era muy extraño.

Después de unos minutos sus ojos se entreabrieron, observando un poco borroso, para luego ya ir observando más nítido, encontrándose con unos ojos plateados y brillantes, los cuales le hicieron latir su corazón, por un momento se quedo quieto hasta que se dio cuenta de quién era.-¿I-Iván?-pregunto como si aun no estuviera totalmente despierto, por lo que froto sus ojos con las manos para espabilarse.-¿Q-qué haces aquí?-pregunto mirándole, sentándose bien, ya que se había inclinado por un momento, su cuello ahora dolía.-¡¿Qué has intentado hacer?!-casi gritó mirándole con las mejillas ligeramente sonrojadas.



avatar
Natsume Takashi
White Card
White Card

Masculino Uke
Rol : 12


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fun, luck and other things [Yaoi] [IvanxGian] [Lucky Dog]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.